– El legislador del Partido del Trabajo afirmó que es obligación de la Mesa Directiva del Congreso del Estado convocar a sesión a todos los diputados para el ejercicio legislativo.

 

Oaxaca, Oax.- El diputado local por el Partido del Trabajo (PT) en la LXII Legislatura del Congreso del Estado, Rafael Armando Arellanes Caballero, rechazó la aprobación de la Ley Estatal de Educación la noche de ayer porque se violó el procedimiento legislativo.

Es obligación legal, dijo, de la Mesa Directiva del Congreso local convocar oficialmente a todos los integrantes de la Legislatura a la sesión para debatir, proponer y en su caso aprobar cualquier legislación.

Por esa razón manifestó su rechazo a una sesión ilegal y arreglada en la que se aprobó la Ley Estatal de Educación, porque además se coartó la libertad de expresión de los legisladores locales.

Ayer, diputados de las fracciones parlamentarias del PRI y PAN, así como diputados de los partidos Movimiento Ciudadano (MC), Unidad Popular (PUP), Nueva Alianza (Panal) y Verde Ecologista (PVEM) aprobaron una nueva ley de educación sin convocar oficialmente a todos los integrantes de la legislatura y en una sesión que duró menos de 10 minutos.

El diputado del PT afirmó que la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado nunca dio cuenta con la notificación de la resolución de la Controversia Constitucional dictada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en torno a la reforma educativa.

“Lo que es sumamente grave pues una vez que la Suprema Corte de Justicia de la Nación notificó su determinación a la Junta de Coordinación Política de la LXII Legislatura del Estado de Oaxaca, quien es el órgano de representación legal de esta soberanía, debió ser este órgano quien a su vez diera cuenta a la Mesa Directiva de esta legislatura, para que se turnara en asuntos en cartera, se inscribiera en el orden del día de una sesión ordinaria o extraordinaria para hacerse del conocimiento del Pleno de la LXII Legislatura y a su vez turnarla a la Comisión Permanente o comisiones correspondientes”.

Mientras que la Mesa Directiva nunca señaló fecha y hora para la celebración de una sesión extraordinaria en la cual se ponga a consideración la resolución de la SCJN y, tampoco convocó a sesión extraordinaria para legislar y emitir la regulación estatal en materia educativa y en la cual se les permita a cada uno de los Diputados presentes fijar su postura respecto al tema, ya sea a favor o en contra.

Rafael Arellantes dijo que el Partido del Trabajo se opuso a la reforma educativa por ser una reforma de carácter laboral y persecutoria; y aunque se hubiera votado en contra de la Ley, era necesario haber incluido las particularidades del estado de Oaxaca. “Por eso es que se está en contra del procedimiento que se siguió para aprobar la Ley Estatal de Educación”.