Francisco Cruz/ Estado 20

La defensa jurídica de los cuatro profesores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) informó del avance a favor de los maestros en los procesos penales que se siguen en su contra.

 

 

Desde hace más de cinco meses de la detención de los profesores de la sección XXII del 28 y 29 de octubre de 2015, Efraín Picazo Pérez, Othón Nazariega Segura, Roberto Abel Jiménez García y Juan Carlos Orozco Matus, se encuentran privados de su libertad en el CEFERESO número 13 con sede en Miahuatlán, Oaxaca enfrentando 4 procesos del fuero común y 5 del fuero federal.

“A lo largo de estos cinco meses hemos recurrido a diversas instancias para denunciar y documentar las graves violaciones a derechos humanos de que han sido objeto desde el momento de su ilegal detención y sus ilegales traslados al CEFERESO de Almoloya y de ahí al CEFERESO de Miahuatlán, Oaxaca, donde han sido víctimas de tratos crueles, inhumanos y degradantes, al grado tal de ni siquiera tener papel higiénico para su aseo personal”.

Asimismo, informaron que se han tenido diversas reuniones de trabajo con la Oficina en México del Alto comisionado de Naciones Unidas, Unidad de DH de la Segob, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, organizaciones No gubernamentales Estatales y Nacionales, entre otros.

Y se ha hecho de su conocimiento que por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria y las Relatorías de libertad de expresión, Asociación y Personas Defensoras de derechos humanos de Naciones Unidas emitieron un llamado urgente al gobierno Mexicano para que, dentro de otras cosas, se garantice su derecho humano al debido proceso, condiciones dignas en los lugares de detención y garantizar el derecho de presunción de inocencia.

Entre las resoluciones a su favor, detallaron, está el que se concedió amparo a Othón Nazariega Segura para efecto de que se deje insubsistente la orden de aprehensión del 9 de octubre de 2015, dentro de la causa penal 145/2015, del índice del Juzgado Segundo de lo Penal con residencia en Ixcotel, centro Oaxaca, por carecer de fundamentos y motivación.

Esto, dijeron, lo que pone en evidencia el síntoma de criminalización de la protesta social y además denota la utilización del sistema de administración de justicia del estado de Oaxaca.

Mediante auto de fecha 5 de abril del 2016, la Juez Primero de lo penal ordenó que Roberto Abel Jiménez sea excarcelado del CEFERESO número 03 y ordena de nueva cuenta a la Secretaria de Seguridad Pública para que lo trasladen de manera inmediata al penal estatal número 13 de Miahuatlán, Oaxaca.

“Por lo que le exigimos a la SSP que cumpla de manera inmediata con dicho mandato a efecto de que se eviten mayores violaciones a sus derechos humanos”.

Asimismo, detallaron que hoy se llevó a cabo la audiencia de vista en el Primer Tribunal Unitario, en el Toca Penal 18/2016, mediante el cual se va a revisar el auto de formal prisión que dictó el juez séptimo de Salina Cruz Oaxaca en contra de Juan Carlos Orozco Matus, y toda vez que no existen elementos para mantenerlo privado de su libertad, esperamos que sea revocado y ello redunde en dictar auto de libertad en su favor.

“El día de hoy refrendamos que vamos a seguir evidenciando y denunciando el patrón de detención arbitraria, violaciones a derechos humanos y criminalización de la protesta social, pues el accionar jurídico y de derechos humanos lo pone en evidencia”.