· Vecinos de la agencia de policía, sin agua desde hace tres semanas

· SAPAO no explica motivos de suspensión del servicio

· Habitantes de Dolores reclamaron por servicio irregular desde enero

 

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca emitió medidas cautelares dirigidas al Director de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO) para que de manera inmediata proporcione el servicio de agua potable a los habitantes de la agencia de policía de Dolores.

Ante el organismo defensor, el 13 de abril último compareció el ciudadano A. O. S. E, quien pidió la intervención de la Defensoría porque desde el 28 de enero de este año el flujo de agua potable llega en forma esporádica a la agencia de Dolores, ya que según los funcionarios de SAPAO estaban arreglando una red de distribución y “en unos cuantos días” quedaría normalizado el servicio.

Sin embargo, el quejoso expresó a la Defensoría que el servicio no se regularizó, sino que el líquido continuó llegando esporádicamente y, peor aún, desde hace tres semanas el servicio quedó suspendido por completo, sin recibir respuesta de SAPAO pese a que han pedido una explicación por la falta del vital líquido.

La Defensoría del Pueblo de Oaxaca inició por estos hechos el expediente de queja DDHPO/925/(01)/OAX/2016 pidió a los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca que le rindiera un informe detallado sobre los hechos que motivaron la queja.

Asimismo, la Defensoría solicitó a SAPAO adoptar una medida cautelar para que en forma inmediata proporcione a los habitantes de la agencia de policía de Dolores el servicio de agua potable, el cual fue interrumpido desde hace tres semanas.

Finalmente, la Defensoría considera que las autoridades deben atender en forma inmediata el tema del servicio de agua potable a esta agencia de la capital estatal, ya que es un derecho humano el acceso al agua para el consumo personal en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible, y es responsabilidad del Estado garantizar este derecho.