Bastante tendenciosa se vio la conferencia de Prensa del diputado neo-perredista Jaime Bolaños Cacho, vocero de la coalición CREO. Se oyó francamente camorrista su intento de dar nuevo giro a las supuesta inelegibilidad del priista Alejandro Murat Hinjosa, porque sus expresiones tenían más carga política que jurídica.

 

 

Todo indica que al caer por su propio peso el insostenible argumento de la oriundez luego de que el abogado del PRI aclaró que “no está a discusión el lugar de nacimiento de Alejandro”, ahora van con la descalificación de que su padre, José Murat Casab, “tiene dos actas de nacimiento y dos CURP”.

Algo ha de estar quitando el sueño a los asesores del candidato de la alianza PAN-PRD porque sus supuestas evidencias no ponen en duda que el candidato del PRI a gobernador sea oaxaqueño. “Lo es por ser hijo de padre oaxaqueño y tiene todo el derecho de participar como candidato”, sostiene el equipo jurídico del PRI, con base en la constitución.

Los díceres del diputado Bolaños Cacho, fueron rebatidos de inmediato con una declaración contundente del PRI: “Alejandro Murat nació en el Estado de México, eso no está a debate, nunca hemos dicho que nació en Oaxaca. Lo que defendemos es que nuestro candidato sí es ciudadano oaxaqueño”.

Como ya dije, tanto el equipo de uno como del otro de los dos candidatos que realmente están en competencia, lo que buscan es complicar la elección, enrarecer el ambiente político (cuestión que ya no quiere Oaxaca) y dirimir las controversias en los tribunales en medio de un gran ruido mediático.

Una vez aclarado el argumento sobre del lugar de nacimiento del abanderado tricolor, el asesor jurídico de la coalición CREO tomó otra ruta. Presentó un acta de nacimiento y copias del CURP de José Murat, supuestamente falsas, para registrarse como candidato a gobernador. También copia del acta de nacimiento en la que detalla que el candidato priísta nació en Tlanepantla de Baz, Estado de México.

La respuesta de los abogados de Murat fue inmediata. Aseguraron que el acta que presentó Alejandro para registrarse como candidato de Juntos Hacemos Más (PRI-PVEM-PANAL) es la original que les proporcionó el gobierno del estado y como prueba tienen el recibo de pago.

LA TESIS

Para sustentar los comentarios de esta columna, escuche la tesis del abogado Eduardo Castillo Cruz. Me dio su explicación jurídica, muy explícita, “sin filias ni fobias” como también tratamos de ser en este espacio.

Previo al análisis, el jurista coincide al decir que aquí hay más ruido que nueces, que lo que se busca en esta contienda electoral es generar mucho ruido mediático. Aquí sus puntos de vista:

“…el interés en los medios por visibilizar la discrepancia que existe entre la Clave Única de Registro de Población (CURP) y la fecha de nacimiento, así como otros datos que aparecen en el acta del registro civil presentada en el Instituto Electoral de Oaxaca para probar la relación de parentesco del candidato del PRI a la gubernatura de Oaxaca, con su padre.

“1. La asignación de la Clave Única de Registro de Población se genera con fundamento en los artículos 91, 92 y 94 de la Ley General de Población (México), a partir de la presentación de cualquiera de los siguientes documentos de donde se toma el primer apellido, segundo apellido, nombre(s), fecha de nacimiento, sexo, entidad federativa de nacimiento y nacionalidad: acta de nacimiento, documento migratorio, carta de naturalización o certificado de nacionalidad mexicana. Estos datos asociados a una CURP pueden aclararse, rectificarse en cualquier tiempo en caso de presentar algún error o haber sufrido alguna modificación.

“2. El artículo 36 del Código Civil de Oaxaca señala que las inscripciones hechas en el Registro Civil tienen validez plena y surten sus efectos legales desde el momento de su realización, salvo disposición legal en contrario. En el artículo 57 se lee que la nulidad del acto inscrito y la falsificación de las actas del Registro Civil serán materia de controversia judicial.

“3. En el 2011 la Corte Mexicana resolvió una contradicción de criterios (121/2010), en la cual se menciona: No obstante lo anterior, los códigos civiles no dan parámetros para determinar cuáles son los elementos sustanciales del acta. De ahí que es algo que debe resolverse atendiendo a cada caso concreto por el juzgador. Y el concepto del jurista Rafael Rojina Villegas sobre el Registro Civil, como ´la institución que tiene por objeto hacer constar de una manera auténtica, a través de un sistema organizado, todos los actos relacionados con el estado civil de las personas, mediante la intervención de funcionarios estatales dotados de fe pública, a fin de que las actas y testimonios que otorguen, tengan un valor probatorio pleno, en juicio y fuera de él´.

“4. Concluyendo, el elemento principal que se debe leer cuidadosamente en las actas de nacimiento que se cuestionan es la relación padre e hijo (prueba legal de filiación o parentesco), esto es, si es o no falso ese dato esencial.

“5. Salvo que existan pruebas contundentes de esa falsedad, las imprecisiones que se señalan, bajo el supuesto de que existan dos actas de nacimiento del padre del candidato, no influyen en la relación filial mencionada, porque, jurídicamente hablando, no resultan sustanciales por sí solas dado que no comprueban la falsedad e invalidez de alguno de los elementos del acto esencial (relación legal de filiación o parentesco) o que el suceso registrado no haya ocurrido.

“6. Ahora bien, la nulidad o invalidez sobre un elemento esencial de un acta de nacimiento no la puede declarar un órgano administrativo como es el Instituto Estatal Electoral de Oaxaca, ya que cualquier falsedad que se alegue sobre el contenido sustancial de un acto del estado civil de las personas necesariamente debe ser materia de un juicio civil y de una sentencia judicial”.