Proceso

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano pidió investigar al diputado del Partido Nueva Alianza, José Quezada Salas, quien es acusado de haber comprado en un solo día, en 2005, 11 departamentos de lujo en Miami con un valor de 6.3 millones de dólares.

 

 

Según una investigación del diario estadunidense Miami Herald publicada el sábado pasado el expresidente de la Comisión Ejecutiva del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) habría pagado en efectivo, en 2005, los 11 apartamentos de lujo en un rascacielos de Brickell, Miami, Florida.

Las compras, refiere el diario, se hicieron a través de compañías de la Florida que son propiedad combinada de una o más personas: Quezada Salas, su esposa Jessica Peredo Rincón, su cuñada y su cuñado.

Y no es todo. El rotativo refiere que un año antes de las compras de Brickell, Jessica Peredo Rincón pagó 1.1 millones de dólares por un condominio de dos cuartos “en el elegantísimo Setai en South Beach”.

 

Luego, en el 2008, el matrimonio compró uno de tres cuartos en un edificio de lujo en Sunny Isles Beach por 848 mil dólares.

Miami Herlald destacó en su reporte que las transacciones “hacen cuestionarse cómo es que un funcionario de sindicato como Quezada Salas y su familia pudieron permitirse comprar tantas viviendas caras”.

Tras la publicación de las lujosas compras, el presidente de la Cámara de Diputados Jesús Zambrano, pidió que se investiguen las presuntas irregularidades.

“El diputado Quezada debe salir a dar la cara y a aclarar cuál es su situación patrimonial y aclarar todo esto que se ha revelado en los últimos días (…) “Es desde luego inentendible que tenga propiedades de más de ocho millones de dólares, según se cuenta, tan solo las patrimoniales. Habría que ver si hay otros recursos que están metidos por ahí”, dijo.

Y añadió que ante el probable uso de recursos públicos con fines particulares “debe, por supuesto, la Auditoría Superior de la Federación entrar a hacer una investigación de oficio, sin esperar a que hubiere una denuncia especifica formal, es su obligación”.

El vicecoordinador del PRI Carlos Ramírez Marín también se pronunció por que el diputado José Quezada dé “las explicaciones respectivas” sobre presuntas irregularidades en la compra de condominios en Miami.

“Tengo entendido que (Quezada Salas) dará las explicaciones correspondientes. La Cámara (de Diputados) tiene que respetar la posición del diputado, pero por supuesto debe mantenerse atenta a esas explicaciones”, comentó.