El País

La capital mexicana padece este lunes un intenso calor y sus consecuencias: a media tarde el índice de concentración de ozono rebasó el límite establecido para declarar la fase 1 de contingencia ambiental. La Ciudad pasó casi un mes activar este plan luego de aplicar severas medidas para mitigar la polución en el aire, pero la alta presión registrada en el centro del país y la debilidad del viento impidieron la dispersión de contaminantes, por lo que nuevamente los capitalinos deberán acatar las medidas reforzadas del programa de contingencia.

 

 

El sitio de monitoreo atmosférico del Gobierno de la Ciudad reportó alrededor de las 15:00 horas que el ozono había llegado a 161 puntos, cuando el límite fijado para decretar la contingencia son 151. Por ello, la Comisión Ambiental de la Megalópolis –conformada por los Estados de México, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala y la Ciudad de México- hizo el anuncio oficial y recomendó suspender las actividades al aire libre, particularmente las deportivas.

Las zonas de la Ciudad de México con mayor concentración de partículas de ozono son el centro y el sur, según la Comisión Ambiental. Pasado el mediodía, la temperatura había alcanzado los 26 grados centígrados, lo que favorece la concentración de las partículas contaminantes. La secretaría de Protección Civil de la capital indicó que el nivel de radiación solar llegó al nivel 9, que está calificado como muy alto y durante el cual se recomienda no salir a la calle.

Los vientos, según informó Protección Civil, han corrido este lunes en la capital a una velocidad de entre 15 y 30 kilómetros por hora, lo que genera altas temperaturas y poca dispersión de la polución en el aire.

Dos horas después de haber sido decretada la Contingencia Fase 1, el monitor oficial del aire reportó un incremento de otros siete puntos en el índice de ozono, llegando a 168, aunque el nivel de radiación solar disminuyó a 3.

Las medidas que aplican automáticamente al entrar la Fase 1 de la Contingencia son el refuerzo del programa Hoy no Circula, con el que deberán descansar dos números de matrícula de los coches en lugar de uno; así como la inclusión del transporte de carga en este plan, que los obligará a descansar según su número de matrícula.

De esta manera, los vehículos cuyo número de matrícula termine en 7 y 8 con engomado rosa, así como los números 1 y 2 con engomado verde, no podrán circular este martes 3 de mayo.

La Ciudad de México entró en una etapa de emergencia ambiental en marzo pasado, cuando el Gobierno decretó la primera contingencia ambiental en 14 años, luego de tres semanas en que no mejoraba la calidad del aire. Para disminuir la polución, el Gobierno decidió extender el programa ‘Hoy no Circula’ que limita el número de vehículos en circulación y obliga a todos los coches a descansar al menos un día a la semana y un sábado al mes. En caso de que el índice de ozono rebase los 150 puntos, la Ciudad entra en Fase 1 de contingencia y son dos matrículas por día las que dejan de circular.