Rodolfo Sanchez

Oaxaca. – Por segundo día consecutivo militantes del Consejo Indígena Popular de Oaxaca, Ricardo Flores Magón (CIPO-RFM), bloquean los accesos de Ciudad Administrativa en Tlalixtac de Cabrera y la carretera lateral.

 

 

Liderados por Miguel Cruz Moreno y Eleuterio Ramos López, se mantienen con la toma indefinida de las instalaciones en la exigencia a la libertad de Pablo López Alavés, preso en el penal de Etla, desde el 2010 acusado por defender el bosque y la tierra de San Miguel Aloapam.

El día de ayer fueron atendidos por funcionarios de la Secretaría General de Gobierno, pero no lograron avances. Con el bloqueo a los accesos cientos de burócratas se quedaron fuera nuevamente.

Piden además condiciones para el regreso de uno de sus compañeros exiliado en Vancuber Canadá, medidas cautelares para los activistas y la entrega de proyectos productivos que no han sido liberados desde el 2015.

En el marco de la jornada de movilizaciones del 3 al 10 de mayo, anunciaron que se instalarán en plantón y huelga de hambre frente al palacio del gobierno del estado a quien responsabilizan de todo lo que pudiera suceder a los miembros de dicho consejo.