Fiel al guion que le fue entregado, mencionó en por lo menos tres ocasiones a Andrés Manuel López Obrador ¡Claro! Él lo impuso como candidato. En un momento del debate, Salomón Jara mencionó lo del frijol con gorgojo y lo de vender el avión presidencial; uno de los candidatos le preguntó si, con eso le alcanzaba a AMLO para seguir en campaña perpetua. Nunca contestó.

 

 

 

En el debate entre candidatos a la gubernatura de Oaxaca de este pasado 29 de abril, el tabasqueño le mandó a atacar al candidato puntero. Se equivocó rotundamente.

Puede en el mejor de los casos superar al día de hoy a Pepe Toño Estefan como el más mediocre en el ejercicio de intercambio de opiniones. Don Salomón y Benjamín Robles estarán disputando el tercer lugar en las elecciones del cinco de junio. El tiempo nos dará la razón.

Jara se autoproclamó ganador de los comicios para gobernador. Antes de julio le vamos a ver pidiendo el voto por voto, casilla por casilla.

Salomón abre su participación en lengua natura. Intenta hacer de la mejor manera su papel de títere con el mejor de los dividendos. No lo consigue. El candidato Murat le pregunta que, si tanto defiende a los pueblos originarios de Oaxaca, por qué nunca propuso desde su posición como funcionario del Gobierno de Gabino Cué, la creación de alguna institución que se dedicara a la defensa de las lenguas de los pueblos originarios del Estado…Tampoco Contestó.

¡Pepe Toño de izquierda! Una izquierda panista muy chistosa, con el membrete del PAN. Los panuchos ¿Izquierdosos?

Muy temerario Don Benjamín Robles al tildar de criminal a Gabino Cué; pero ¿Qué no trabajó con él? ¿A poco Gabino se convirtió en criminal cuando dejaron de trabajar juntos? ¿Al momento de ser cómplices Cué era bueno?

Con Gabino Cué, Salomón Jara fue uno de los servidores públicos más mediocres, un terrible subejercicio le desenmascaró. Ahora, sirve fielmente a Andrés Manuel en su camino a suceder a Peña Nieto. Como ya dijimos en esta columna el tabasqueño va a ser candidato por MORENA en 2018. Va a ser casi imposible que gane la elección.

En la definición del cinco de junio, Salomón va a pelear el tercer lugar con Benjamín Robles. Si no comete algún error que le haga ganarse las fobias del Peje, puede ser diputado en dos años, o en cinco.

Ya en tribuna, cualquier estudiante de secundaria le puede ganar en algún intercambio de opiniones e ideas. Lo de Salomón no es debatir, es incapaz de juntar tres sustantivos y dos adjetivos para construir una idea.

Además, en los asuntos estos de venderse al electorado que, es a lo que los expertos en procesos electorales dan mucha importancia, Jara, tiene menos gracia que un mapache disecado.

Salomón debería saber que AMLO no es la esperanza de México y que él, no es la esperanza de Oaxaca.

¡Imagínense que Jara sea nuestra esperanza! Que MORENA sea la salvación de Oaxaca ¡Estaríamos jodidos!

Salomón salió muy chistoso ¡Qué bueno! La sociedad oaxaqueña con tantos problemas, necesita payasos para hacerla reír.

¡Siga Participando Don Salomón! ¡Nos divierte mucho!

Como su titiritero Don Peje, usted puede competir tres veces o cuatro.

¡Suerte! ¡Sea la esperanza de usted mismo!

Tuíter: @santiagooctavio