Para recordar el “brutal desalojo” ocurrido hace siete años, integrantes de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (CPUVO) protestaron de manera pacífica este viernes en la mina “Cuzcatlán”, de la empresa canadiense Fortuna Silver Mines, ubicada en San José del Progreso, Ocotlán.

En el lugar, los inconformes insistieron en exigir la salida de la minera y en responsabilizar a la compañía de los asesinatos de Bernardo Méndez y Bernardo Vásquez, activistas que se oponían a la mina.

Denunciaron que lejos de encontrar justicia ante estos hechos, la empresa minera en contubernio con las autoridades estatales y federales en abril de 2015 dieron sentencia absolutoria para los presuntos asesinos materiales.

Agregaron que el proyecto se encuentra en etapa de expansión en territorios de San José del Progreso, Magdalena Ocotlán, Monte del Toro y San Martín de los Canseco, aun cuando la comunidad ha comprobado las violaciones sistemáticas que el proyecto produjo en San José.

Exigieron la cancelación inmediata del proyecto San José, así como su expansión en municipios y ejidos vecinos, además de la cancelación inmediata de todos los proyectos mineros en el estado de Oaxaca.