alt

Agustín Gutiérrez

Un menor de edad que manipulaba una escopeta calibre 16, dio muerte de manera accidental a su hermano pequeño, tras lo cual escondió el arma y se dio a la fuga.

Los hechos ocurrieron este sábado por la tarde en la ranchería Peña Blanca, perteneciente al municipio de San Lucas Ojitlán, en la región Cuenca del Papalopan del estado.

Sirenio Félix Beltrán, de 12 años de edad, jugaba con la escopeta de su padre cuando de manera accidental accionó el arma y disparó a su hermano Juan Diego Félix Beltrán, de siete años de edad, quien recibió los disparos en la cabeza.

Tras la huida fue a esconder el arma; su padre reconoció más tarde que el menor sí había accionado el arma pero huyó.