Oaxaca Oax. – Guillermo Rivera, habitante de San Cristóbal Suchixtlahuaca, comunidad de la región Mixteca, denunció las múltiples violaciones a sus garantías individuales al sufrir discriminación en el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, por parte de los magistrados de la recién creada Sala de Justicia Indígena.

 

 

Señaló la actitud negativa del magistrado Luis Enrique Cordero Aguilar, por las vejaciones que está siendo objeto y por la total protección que han brindado a Celso Miranda Andrés y Álvaro Pérez Montes, presidente y sindico en funciones de Suchixtlahuaca y por tratarlo como un ignorante.

 

Dijo que el 27 de junio pasado las mencionadas autoridades allanaron su domicilio y se robaron 191 cabritos raza Bóer, con un costo de 850 mil pesos. El hurto lo ejecutaron aprovechando que su esposa se encontraba detenida en la cárcel de la comunidad, por órdenes de la entonces presidenta municipal Rosa López Baltasar.

 

En el robo de su ganado participaron el presidente de bienes comunales, el ex-síndico municipal, el regidor de obras, el regidor de policía y policías del ayuntamiento.

 

Después de llevarse los chivos, la autoridad municipal realizó una asamblea general para dar a conocer sus actividades, ya que el 1 de Julio del 2015 entregaría el cargo a la nueva administración.

 

Aclaró que Marcelino Nicolás Sánchez, defensor de Celso Miranda Andrés y Álvaro Pérez Montes, se amparan en la organización Servicios del Pueblo Mixe Asociación Civil. Pidió justicia y la intervención de las autoridades de justicia para que castiguen a los responsables del robo de su ganado y que le devuelvan sus propiedades.