Oaxaca. Empresarios afiliados a distintas cámaras y asociaciones adelantaron que abandonarán Oaxaca ante la creciente inseguridad y violencia, promovida en muchos casos por transportistas que en su momento apoyó el hoy candidato a gobernador, el perredista José Antonio Estefan Garfias.

 

 

En breve, integrantes y representantes de la Coparmex, Canacintra, hoteleros y restauranteros, entre otros, así como de compañías nacionales y transnacionales que ejecutan obras en Oaxaca, darán a conocer su postura oficial al respecto.

De acuerdo con las fuentes, la mayoría ha sufrido extorsiones por parte de transportistas y sus dirigentes afiliados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), encabezados por Marco Antonio Sánchez, que presuntamente tiene nexos con la delincuencia organizada.

A pesar de que los han denunciado, hasta el momento el Gobierno del Estado no ha actuado contra ellos y desde la Secretaría de Vialidad y Transporte, desde la época en que Estefan Garfias era su titular, han sido alentados y fortalecidos a través de concesiones.

Abundaron que ante la falta de respuestas por parte de la Fiscalía General del Estado, acudirán a la Procuraduría General del Estado, para que tome cartas en el asunto.

“No es posible que el gobierno  siga tolerando a estos grupos no solamente de transportistas, que ahora se ha extendido a los taxistas y mototaxistas”, indicaron.