El jugador argentino, Rodrigo Espíndola, fue asesinado la noche de este jueves tras recibir un disparo en el abdomen al intentar defender a su familia durante un asalto frente a su casa en Buenos Aires.

 

 

Daniel Ferreiro, vicepresidente del club Nueva Chicago en el que militaba, confirmó la noticia a través de redes sociales.

 

“Lamento desde el alma informar que nuestro jugador Rodrigo Espíndola falleció hace instantes”, dice el mensaje en Twitter. “Nueva Chicago a través de su Comisión Directiva se pone a disposición de la familia y se suma al reclamo de justicia y esclarecimiento del hecho”.

 

El defensor, de 26 años, fue sorprendido por dos ladrones cuando intentaba ingresar a su vivienda junto con su esposa y su bebé de seis meses, que se encuentran bien.

 

Tras el disparo, Espíndola fue trasladado al hospital Santamarina, donde falleció. JMS