La Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios (Cofepris) considera que hay que trabajar en prevenir la contaminación a través de la incidencia específica en las fuentes contaminantes.

 

El organismo consideró que el índice de los 150 puntos de Imeca de ozono o de partículas suspendidas que se utiliza para activar la Fase I de Contingencia Ambiental, está alineada a la mejor práctica internacional.

Julio Sánchez, responsable de la Cofepris, reconoció que en estas últimas contingencias, se han incrementado los problemas de salud a la población, principalmente casos de asma y conjuntivitis en el Valle de México.

Sánchez consideró que la discusión en el tema ambiental no necesariamente está en el índice de los Imeca; “se necesitan medidas importantes vinculadas con la fuente de los contaminantes”.

Destacó que “ahí está centrada la discusión. El poder genera una norma emergente de verificación vehicular para la zona metropolitana de la Ciudad de México y 18 municipios del Estado de México”.

Los contaminantes que generan las fuentes fijas y móviles, son el ozono, monóxido de carbono, bióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y las partículas suspendida, por lo que Sánchez consideró que lo importante es que se trabaje en los generadores de esos contaminantes y no sólo en las gasolinas.

Con respecto a si el índice de 150 Imecas para decretar la Fase I de Contingencia ambiental es suficiente para prevenir daños a la salud, el funcionario señaló que se bajó a 150 puntos y la fase de pre-contingencia desaparecería como fue anunciado y se comenzaron a tomar medidas necesarias para evitar los riesgos de salud.

Indicó que se han estado midiendo los efectos que se pudieran tener en la salud derivado de las contingencias, incluso se actualiza la Norma Oficial Mexicana (NOM) 025 sobre partículas y calidad del aire.

Detalló que se continúa el monitoreo de infecciones respiratorias agudas, asma, conjuntivitis y otitis, para la evaluación del impacto de la mala calidad del aire.

 

Urbes mexicanas se exceden en contaminación

 

De acuerdo por la Organización Mundial de Salud (OMS) las principales urbes mexicanas, han triplicado los límites de contaminación estipulados por dicho organismo.

La Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla, Toluca y León son las principales ciudades en donde la concentración de partículas supone un riesgo para la salud humana

En el caso de la Ciudad de México en 2014, se registraron 20 microgramos por metro cúbico de polución anual PM2.5, cifra que dobla lo indicado por las directrices de la oms

 

La zona metropolitana de Monterrey registró más del triple: 36 PM2.5, y Guadalajara casi el doble: 19 PM2.5. en 2011

También presentan una situación preocupante Toluca, con poco más del triple: 33 PM2.5; Salamanca, con 28; León, con 27; Irapuato, con 26; Silao, con 24, y Puebla, con 20.

Todo esto según un informe sobre la contaminación del aire de las principales ciudades del mundo publicado ayer por el organismo.

Dicho informe está basado en reportes proporcionados por los 103 países que participan en la base de datos. Algunos varían en años.

Ante ello, las nuevas Directrices de la Calidad del Aire de la OMS no recomiendan superar el umbral de los 10 microgramos por metro cúbico en promedio anual.

 

A nivel mundial, 80 por ciento de la población que vive en zonas urbanas está expuesta a los altos niveles de contaminación, según el informe.

 

Al año, 7 millones de personas en el mundo mueren por enfermedades relacionadas con la polución.

 

 

Reforma y El Universal