La Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se moviliza del crucero de Viguera al zócalo, para exigir atención a su pliego de demandas.

 

 

Los contingentes encabezados por el dirigente Rubén Núñez, acusaron que se tiene una política de represión y hostigamiento hacia la clase trabajadora.

Indicaron que solo exigen que se les paguen los salarios retenidos, liberación de presos, revocación de la reforma educativa, al señalar que esto va en contra de los trabajadores.

Aseguraron que también da inicio su paro de labores como parte de las medidas para exigir una mesa de negociación con el gobierno de Oaxaca y el federal.

Además instalarán un plantón en el centro de la ciudad, para lograr mejores resultados en esta jornada de lucha.