CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) acordaron una serie de acciones conjuntas para contribuir a la resolución de quejas y dudas relacionadas con el cobro del servicio de energía eléctrica, particularmente en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

 

En reunión de trabajo, los titulares de la Profeco, Ernesto Nemer Alvarez, y de la CFE, Enrique Ochoa Reza, establecieron una serie de políticas para revisar oportunamente las quejas de los usuarios por cobros no reconocidos, pero con estricto apego a derecho.

 

Sugerimos: Esta industria crece más que el resto de la economía en México

 

El objetivo es poder distinguir con claridad a aquellos ciudadanos que son cumplidos con sus pagos y son afectados por algún error en el sistema, de aquellos que han encontrado en el procedimiento de queja, un mecanismo para evadir el pago de sus consumos de energía.

 

Para ello, se acordó en primer lugar, el establecimiento de módulos de atención especializada de la CFE en las delegaciones y subdelegaciones de Profeco en todo el país, para revisar cualquier inconformidad y buscar una resolución ágil, a través de la conciliación entre el usuario y la CFE.

 

Dichos módulos contarán con información histórica de los usuarios de la CFE para poder detectar cuando se trata de una queja legítima y cuando obedece a una estrategia, personal o de grupo, para evitar el pago justo y oportuno del consumo de energía eléctrica.

Fuente: Notimex