Reforma

Maestros de la CNTE protestaron en la Bolsa Mexicana de Valores. Foto: Alejandro Mendoza

 

 

Padres de familia no permitirán que ingresen a las escuelas los 26 mil maestros que la Secretaría de Educación Pública (SEP) tiene de reserva para ocupar, en una eventualidad, las plazas de los paristas de la CNTE.

 

Así lo expusieron maestros de Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero que pertenecen a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y desde el domingo están en plantón en Avenida Bucareli, cerca de la Secretaría de Gobernación (Segob).

 

Óscar Sereno Pareja, vocero de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), consideró que las declaraciones del titular de la SEP, Aurelio Nuño, son sólo amenazas.

 

Por ello, exigió al funcionario explicar el tipo de contrato que les darán a los nuevos profesores y la evaluación que les aplicó para que sean considerados.

 

“Yo dudo, casi en un 99 por ciento, que esa gente que contrataron sean maestros y que además van a aguantar y el tipo de contrato que les van a dar”, sostuvo.

 

Calixto Raymundo Gómez Trujillo, integrante del Comité Ejecutivo Seccional de la Sección 7 de Chiapas, demandó a la SEP no arriesgar a su personal.

 

“Si alguien quiere entrar a las escuelas, simplemente los papás les dicen que se regresen. En las zonas urbanas de la ciudad no mandamos a los hijos a la escuela y ya. En la zona rural metemos al supuesto maestro a la cárcel y le ponemos una multa”, dijo mientras participaba en un mitin en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

 

“Los jóvenes contratados no deben acercarse a las escuelas”.

 

Guadalupe Liquin, maestra de la Sección 18 de Michoacán, sostuvo que los padres de familia los respaldarán.

 

“Si Nuño dice que ya tiene un ejército de 26 mil maestros para suplir a todos aquellos que no están en las escuelas. Nosotros estamos convencidos que son los padres de familia los que nos van a respaldar a nosotros”, enfatizó.

 

Laurentino Villegas Caballero, integrante de la Instancia de Coordinación Nacional de la Sección 22 de Oaxaca, enfatizó que supervisores, directores y maestros de base no impedirán que llegue nuevo personal a los planteles.