Reforma / Claudia Guerrero

Cd. de México .- Sin condiciones técnicas ni políticas, el Congreso de la Unión incumplirá el plazo constitucional para aprobar las leyes que darán vida al Sistema Nacional Anticorrupción antes del 28 de mayo.

A pesar de la exigencia ciudadana, ni diputados ni senadores alcanzaron un acuerdo sobre el contenido de las reformas y las fechas para realizar un periodo extraordinario de sesiones.

 

 

Ayer por la tarde, la Comisión de Gobernación de la Permanente, encabezada por el PRI, se negó a aprobar la propuesta del PRD para reactivar los trabajos legislativos en el plazo que se dieron los propios legisladores para aprobar las leyes secundarias.

 

A propuesta del tricolor, el tema fue ‘bateado’ a las Juntas de Coordinación Política de las Cámaras de Diputados y Senadores.

 

“En virtud de ser los órganos colegiados competentes y quienes han estado realizando los acuerdos políticos necesarios para que las comisiones encargadas de la dictaminación de los diferentes asuntos se aboquen a su realización, y poder así convocar, a un periodo extraordinario”, señalaron en el dictamen.

 

Ante el fracaso, los coordinadores incluso ya iniciaron negociaciones para un periodo extraordinario en el mes de junio -después de las elecciones-, y sólo por la presión que representan las leyes del nuevo sistema de justicia penal, que deberían quedar aprobadas antes del 18 de junio.

 

Los coordinadores del PAN y PRD culparon al PRI de obstruir la dictaminación de las leyes anticorrupción en comisiones y de bloquear la convocatoria a un extraordinario.

 

“Los priistas han perdido la vergüenza. No muestran ningún compromiso. El bloqueo no es sólo en el Senado sino también en Diputados”, denunció el panista Fernando Herrera.

 

“El PRI ya decidió patear el periodo extraordinario de mayo para leyes anticorrupción. Ya quedó claro que el PRI fue el que no quiso que hubiera un periodo extraordinario para cumplir el plazo constitucional del 28 de mayo”, denunció el perredista Miguel Barbosa.

 

Herrera detalló que la principal resistencia del tricolor es aprobar la creación de la nueva Fiscalía Anticorrupción, ya que el Gobierno federal se opone.

 

“Los priistas no han recibido autorización para aprobar la Fiscalía con independencia del Ejecutivo y por eso no ha sido posible aterrizar el tema. Ellos quieren una Fiscalía a modo.

 

“Ellos nos dicen que no están listos para el tema porque están realizando ‘las consultas correspondientes’ y entendemos que es con el Gobierno”, afirmó Herrera.

 

El perredista Armando Ríos Piter acusó al presidente de la Comisión de Anticorrupción, Pablo Escudero, de responder apenas el 15 por ciento de las observaciones presentadas por el PAN y el PRD a los documentos de trabajo.

 

Este miércoles, durante la sesión de la Comisión Permanente, las bancadas del PAN y PRD en el Congreso retarán al PRI y PVEM a convocar a un periodo extraordinario o reconocer públicamente que se oponen aprobar las leyes anticorrupción antes de que venza el plazo.