El documental La Educación Prohibida crítica a la popular frase “Estudiar para hacer alguien en la vida”. Pues hay que estudiar para pasar el examen, hay que realizar la tarea para obtener buena nota, hay que memorizarse conceptos para pasar de grado… Y así, los alumnos realizan actividades sin interés propio, se convierten en números, en calificaciones, en estadísticas.

 

 

El investigador de neuropedagogía Carlos Jimenez, afirma que las escuelas y los colegios de América Latina no son más que espacio de tedio y aburrimiento porque son lugares de adiestramiento, donde los niños aprender a formarse en un determinado sitio inmediatamente después de que suena un timbre.

 

En Atenas, los colegios eran lugares de reflexión y dialogo. Sin embargo, entre el siglo XVIII y XIX en Prusia, durante el despotismo ilustrado se creó el concepto de educación pública, gratuita y obligatoria. Dicho modelo fomentaba la disciplina, la obediencia y el régimen autoritario, para así formar pueblos dóciles y obedientes que fueran capaces de enfrentar la guerra. Pero elevaba la bandera de la igualdad aunque su objetivo fuera mantener las división de clases existentes.

 

Por otro lado, la competencia que se genera entre los alumnos alimenta la desigualdad. Nacen ganadores y perdedores. Hay premios y castigos. Los niños entran en una guerra continua donde olvidan los valores humanos aprendidos. En ese sentido, “Todo el mundo habla de paz, pero nadie educa para la paz. La gente educa para la competencia y la competencia es el principio de cualquier guerra” explica el profesor del Colegio Mundo Montessori, Pablo Lipnizky.

El producto audiovisual La Educación Prohibida propone un equilibrio entre la libertad del alumno y la autoridad del profesor. Pues no es necesario que todos quieran y hagan lo mismo de buena manera, porque se generaría una escolarización lineal que no individualiza y exige de más provocando estrés y fastidio.

 

“Lo que tenemos que aprender, lo aprendemos haciendo.”

 

Aristóteles

Por lo tanto, el proceso de aprendizaje debe disfrutarse y desarrollarse por propia voluntad y curiosidad. El profesor tiene la tarea de señalarle al alumno diversas situaciones, pero es el alumno quien elige y se autocorrige si comete algún error. Pues de ser diferente

se generarían robots con objetivos que hacen énfasis en resultados precisos.

 

El filme propone una educación centrada en el amor, el respeto, la libertad y el aprendizaje. Pues la educación tradicional actual se caracteriza por ser estática, sin movimiento, no busca otro desarrollo, sino centrarse en seguir planes y programas; es una educación donde el profesor es la figura, y el conocimiento solamente se reproduce, imita, y repite.

 

En el documental participan profesores, investigadores, pedagogos y expertos de España, Argentina, Ecuador, México, Colombia, Uruguay y Chile. Fue hecho para que cualquier individuo pueda descargarlo desde Internet en HD, sin restricción alguna.

 

¿Qué interés puede tener los periodistas? Los periodistas como docentes deberían reflexionar sobre este tema y preguntarse si están haciendo lo correcto. El escenario puede ser distinto, la edad de los alumnos quizás difiera y mucho, pero el fin es el mismo.

 

Clases de Periodismo