OAXACA (La Silla Rota).- Atiborrada de material didáctico entre los brazos, la maestra Lorena Martínez del 2do grado grupo B de la escuela primaria Benito Juárez, en la comunidad de Soledad Etla, Oaxaca, acudió este jueves a brindar clases de manera normal a sus alumnos.

 

 

 

La escuela ubicada a 35 minutos de la capital oaxaqueña, se encuentra en alerta por parte de padres de familia y maestros ante cualquier intento de su sindicato, la Sección 22 de la CNTE, de buscar cerrar la institución para que los ocho docentes, directora y dos conserjes, se sumen al paro de labores.

Desde el lunes pasado, que inició formalmente el paro magisterial, la escuela continúo brindado clases a los 120 niños de la comunidad de manera ininterrumpida.

“Es un compromiso que tenemos con los padres de familia y los vamos a cumplir, sabemos que con ello contrariamos a nuestro sindicato pero no vamos a dejar de dar clases ni vamos a abandonar a nuestros niños”, acotó la profesora.

La maestra Lore, como le dicen sus alumnos, recordó que esta institución no ha dejado de laborar pese a los paros de 24 horas que ha realizado la Sección 22 el 2 y 12 de octubre del 2015, tampoco han acudido a las movilizaciones masivas que se acordaron implementar a partir del 15 de mayo del año en curso en rechazo a la Reforma Educativa.

La primaria Benito Juárez no es la única institución que sigue trabajando, en municipios conurbados del Valle Eteco por lo menos una de cada tres escuelas de educación básica siguió laborando.

Mientras que este jueves la mayoría de las instituciones educativas del estado reanudó sus actividades educativas, luego de la advertencia del gobierno federal y estatal de despidos masivos a quien acumulará la cuarta falta consecutiva.

En la capital del estado, el claro ejemplo del desacuerdo en la forma de exigir demandas y respeto a sus derechos laborales es el profesor Octavio Estrada Martínez de la escuela primaria Leona Vicario del fraccionamiento Montoya, perteneciente a la capital, quien en plena banqueta, a las afueras de la institución sigue dando clases a sus alumnos, mientras el resto de sus compañeros acuden al plantón magisterial instalado en el Zócalo de la capital.

El profesor fue reconocido por la Secretaría de Educación Pública por su compromiso con la labor de enseñar.

Tanto la maestra Lorena Martínez como Octavio Estrada llamaron al resto de sus compañeros a retornar a las aulas y no poner en riesgo su estabilidad laboral ni económica de sus familias por seguir a sus dirigentes que no lograran revertir la Reforma Educativa.

Este jueves, el gobernador del Estado confirmó que se iniciará de manera inmediata con el despido de los maestros que acumularon su cuarta falta consecutiva, toda vez que tres faltas representan descuentos y cuatro la baja de sus plazas docentes.

El reporte de Gabino Cué Monteagudo es que solo un 3 por ciento de escuelas siguen cerradas el estado que no representan más de cinco mil profesores y quienes siguen provocando cierres carreteros y toma de dependencias en la capital del estado.

 

LA SILLA ROTA