Agustín Gutiérrez

 

 

 

Por segundo día consecutivo, más de 200 policías municipales de San Juan Bautista Tuxtepec realizan un paro de labores, en demanda de pago de prestaciones y dotación de equipos.

A ello sumaron la exigencia de renuncia de su comandante, el director de la corporación Ranulfo Sánchez Méndez, a quien acusan de prepotencia y corrupción.

Desde ayer por la mañana inició la inconformidad y los uniformados lamentaron hoy que el presidente municipal, Antonio Sacre Rangel, no tenga disposición para atender sus demadas, que consideran legítimas.

Entre otras cosas, reiteraron que piden un aumento salarial de al menos 4.5 por ciento, así como el pago de retroactivo de las prestaciones federales desde el mes de enero; además la adquisición de uniformes y equipos.

La dotación de patrullas y la reparación de unidades de motor en mal estado, así como gasolina para poder realizar sus patrullajes.

La Secretaría General de Gobierno les ofreció al mediodía de este miércoles una mesa de diálogo a los 220 inconformes, para analizar sus peticiones.