Agustín Gutiérrez

 

 

 

La inconformidad de más de 200 elementos de la Policía Municipal de San Juan Bautista Tuxtepec escaló este jueves y por tercer día mantuvieron un paro de labores, además de efectuar una marcha por las principales calles del segundo municipio más grande de Oaxaca.

 

Por la tarde, los uniformados caminaron con sus uniformes raídos por diversas calles, para denunciar al edil Antonio Sacre Rangel por su desinterés para atender sus demandas de mejoras salariales y prestaciones.

 

Asimismo de equipamiento de armas, patrullas y equipo táctico, que desde el año pasado no ha sido renovado.

 

Además, insistieron en la salida del director de la Policía Municipal, Rafael Romero Sáenz, a quien acusaron de prepotencia y malos tratos.

 

En tanto, la autoridad municipal pidió ayer la presencia de un notario público para certificar cuántos uniformados no se encontraban desarrollando sus labores y acusó “lucro político” en la manifestación de los policías.