Francisco Cruz

Oaxaca, Oax.- Maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) marcharon de las oficinas centrales del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) hacia el Zócalo de la capital del estado.

 

Por la mañana, los docentes tomaron por varias horas la caseta de peaje Huitzo y permitieron que automovilistas avanzaran sin realizar el pago correspondiente. La marcha inició alrededor de las 10:30 horas de este día.

 

Hoy, el periódico El Universal dio a conocer que un juez liberó órdenes de aprehensión contra el secretario general y secretario de Organización de la Sección 22 del SNTE, Rubén Núñez Ginez y Francisco Villalobos, por presuntos delitos que incitaron durante las protestas magisteriales en el estado.

Lilia Ortiz Martínez, integrante de la Comisión Política por la región de Valles Centrales de este organismo sindical, afirmó que la lucha del magisterio oaxaqueño y de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) continuará pese a las órdenes de aprehensión contra sus dirigentes sindicales.

“El magisterio oaxaqueño y esta estructura del comité ejecutivo seccional ha sido golpeada desde el 28 y 29 de octubre con la detención de cuatro compañeros Othón Nazariega Segura, Efraín Picasso Reyes, Abel y el compañero Matus, a ellos siguieron las detenciones del profesor Aciel y del profesor Magariño. Nosotros estamos en la defensa de nuestros compañeros y de la educación pública y gratuita, Sabemos de las detenciones ilegales y arbitrarias que se han dado.

“Sin embargo, como parte de una estructura y como hemos declarado en todo momentos, esos son los riesgos que corremos como dirigencia y estamos apostado que no sea sólo sino que tendrá que ser permanente”.

La líder sindical también informó que hoy y mañana llegarán los primeros padres de familia de las escuelas públicas de educación indígena que se sumarán a su lucha y que se solidarizarán con el magisterio oaxaqueño.

Esta suma de los padres de familia, dijo, es gracias a la difusión que han dado a las reformas educativas que son de carácter laboral y que “golpean severamente” a la población.

“Lo hemos dicho porque lo que se trata de hacer es recortar el presupuesto al de educación. Como Magisterio, hemos dicho que aun así sean ocho alumnos en escuelas unitarias debe haber una maestra y en ese sentido los padres han entendido que la reforma educativa no sólo golpea al magisterio oaxaqueño, sino también a la educación laica, gratuita.

Este trabajo de difusión, afirmó, se verá reflejado mañana cuando se realice otra marcha en la que participarán padres de familia, organizaciones sociales y organizaciones no gubernamentales.

Lilia Ortiz agregó que también están en defensa del normalismo y que se ha equivocado el Secretario de Educación Pública al afirmar que cualquiera con educación superior puede ser profesor.

“Respetamos todas las profesiones, sin embargo, para eso han sido creadas las normales. No cualquiera puede estar dentro de un aula con alumnos, podrá estarlos cuidando, pero no enseñando. No en el manejo de programas y planes de estudio, por eso vamos a seguir en la defensa del normalismo, porque ha sido parte importante del trabajo que hacemos los maestros en el aula”.

La integrante de la Comisión Política negó que se haya obligado a los padres de familia a sumarse a la lucha magisterial o que se les haya obligado a autorizar la ausencia de los maestros de las aulas. Además, culpó al gobierno federal y al gobierno de Oaxaca por las protestas que han iniciado y el paro de labores desde hace dos semanas.

La Sección 22 del SNTE desde el 20 de enero de 2016 entregaron una agenda de temas a tratar con el Gobierno y nunca se instalaron las mesas de trabajo. “Estuvimos sin movilización hasta el 15 de mayo, cuando entonces el gobierno intentó establecer las mesas de negociación que se habían planteado desde enero”.