Arden 12 estados de la República Mexicana, y no precisamente por los efectos del calor, sino porque se realizarán elecciones el próximo domingo 5 de junio para renovar gubernaturas.

 

 

 

Dentro de 9 días, se elegirán a 12 gobernadores en Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Hidalgo, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas. En Veracruz y Puebla, el mandato estatal durará hasta el año 2018.

 

Ese domingo 5 de junio, estarán en disputa 1 mil 365 cargos de representación popular, entre las gubernaturas, alcaldías y diputados locales.

 

Caso aparte es el de la Ciudad de México, donde se elegirán a 60 diputados que conformarán la Asamblea Constituyente, con la encomienda de elaborar la carta magna capitalina.

 

Y a pesar de que el Instituto Nacional Electoral (INE) dice que todo está bajo control, existen focos rojos por el clima de violencia que impera en algunas entidades, así como la guerra sucia, donde no se salva prácticamente ningún candidato.

 

Aún más, la misma Iglesia católica alertó que se “percibe el tufo del narco” en los próximos comicios, dada la infiltración del crimen organizado y la corrupción que prevale en algunos estados en disputa. Así de grave está el panorama…

 

“El tufo del narco”

 

La Iglesia católica mexicana denunció el domingo pasado, en una crítica durísima, que las elecciones venideras estaban infiltradas por el crimen organizado y la corrupción, y se “percibe el tufo del narco”.

 

La Arquidiócesis de la Ciudad de México no le dio vueltas y fue más que clara: “Las carreras electorales entre aspirantes están salpicadas de acusaciones de enriquecimiento ilícito; hay pobreza rampante, caldo de cultivo del crimen ante el fracaso de las políticas de desarrollo”.

 

Aún más, aseguró que “de cara al proceso electoral de junio, todo parece indicar que el narcotráfico nuevamente está en coyunturas específicas, no por casualidad, sino producto de los vacíos institucionales”.

 

De igual forma, hizo hincapié en que las elecciones se darán en condiciones delicadas, pues “parece ser que el narcotráfico ha tomado nuevamente las riendas en algunos estados” del país, incluso “patrocinando candidatos de elección popular”.

 

El editorial de su órgano informativo Desde la Fe es demoledor, pues afirmó que algunas entidades donde se realizarán comicios “están en la categoría de estados fallidos”, y apuntó que en algunas regiones la población vive de rodillas frente al narco y en otros los medios de comunicación padecen su violencia.

 

Guerra sucia

 

La guerra sucia ha prevalecido en por lo menos 4 entidades, en mayor intensidad. Las campañas proselitistas en Veracruz, Tamaulipas, Oaxaca y Puebla han tenido un común denominador: señalamientos por enriquecimiento inexplicable, espionaje telefónico, posibles nexos con el narcotráfico y acusaciones añejas por pederastia han sido constantes.

 

El diario español El País señaló que las propuestas de los candidatos han sido manchadas por ataques personales y expedientes secretos ahora son hechos públicos, para tratar de manchar la reputación y credibilidad de los aspirantes.

 

Veracruz, sin duda, es el caso más representativo de esta guerra sucia, pues los primos Yunes se han pegado hasta con la cubeta. Miguel Ángel Yunes, candidato de l a alianza PAN-PRD, y Héctor Yunes Landa, abanderado del PRI, han lanzado acusaciones que van desde enriquecimiento inexplicable, con propiedades millonarias en Estados Unidos del primero, pasando por su presunta participación en una red de pornografía infantil.

 

“Miguel Ángel es un perverso, es un enfermo sexual… cuiden la seguridad de sus hijos”, dijo el candidato del PRI de su primo panista en un evento.

 

El PRI sería el gran perdedor Hace un par de días, la consultora Integralia dio a conocer su más reciente encuesta, donde determinó que la moneda está en el aire en 4 entidades, por estar muy competida la elección –Aguascalientes, Oaxaca, Tamaulipas y Veracruz–, al tiempo que apuntó ver “muy difícil” que el tricolor pueda lograr su meta de alcanzar el triunfo en 9 estados.

 

De acuerdo a su análisis, los comicios en estas 4 entidades se definirían hasta el último momento, y en Tamaulipas y Veracruz se correría el riesgo de anular las elecciones.

 

Según Integralia, únicamente en los estados de Sinaloa e Hidalgo hay diferencias “apabullantes”. De igual forma, anotaron, en Puebla la tendencia se inclina de manera más favorable al PAN.

 

Así las cosas, la consultora señala con base en sus encuestas que es “muy difícil que el PRI pueda alcanzar la meta 9/12 que pronosticó Manlio Fabio Beltrones (presidente nacional del tricolor)”.

 

El sitio digital de Expansión así dio cuenta del estudio demoscópico: “En un escenario pesimista, (el PRI) podría perder hasta la mitad de las 12 gubernaturas en juego.

 

Aunque ganaría más que los demás partidos, la lectura política sería ‘de pérdida’.”

 

Así, a grandes rasgos, pinta el panorama electoral del domingo 5 de junio. Los desgloses por estados, serán tema de otras entregas…

 

El caso de la CDMX

 

En la CDMX, La Asamblea estará integrada por 100 diputados constituyentes, de los cuales 60 van a ser electos entre ciudadanos notables capitalinos y 40 serán designados.

 

De los 40 denominados diputados designados, 14 serán diputados federales y 14 senadores en funciones, 6 serán representación del Presidente de la República y los seis últimos son del jefe de Gobierno capitalino.

 

¿Sabías que?

Integralia detalla que Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, podría convertirse en la tercera fuerza electoral este año.

 

13 entidade tendrán elecciones

12 elecciones gobernadores

239 diputados de mayoría relativa se elegirán

149 diputados de representación proporcional se designarán

 

Tabasco Hoy