La corrupción, valuada hasta en 10% del producto interno bruto (PIB), y la inseguridad son los dos problemas más grandes de la economía mexicana, advierte Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“El costo de la corrupción es de 2% a 10% del producto interno bruto (PIB) de acuerdo a distintas estimaciones, y representa alrededor del 5% de las ventas anuales de las empresas”, advierte el representante del organismo.

 

“Los mexicanos tienen una visión mayoritaria, precisa y certera de los dos más grandes problemas del país: la inseguridad y la corrupción, por encima incluso de los desafíos económicos”, revela el empresario en su mensaje semanal Es el Estado de Derecho y la Justicia.

 

Según el líder empresarial, esos dos problemas de la economía mexicana son hallazgos confirmados por la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental difundida la semana pasada por el INEGI.

 

“Ahí es donde hay que buscar las causas del malestar que prevalece en amplios sectores, que opacan, recurrente y justificadamente, todo tipo de avances en otras áreas”; dice el ex presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

 

Agregó que a los ojos de los ciudadanos, la delincuencia, la corrupción y la impunidad, son los mayores obstáculos que enfrenta el desarrollo del país. “El 90% ve como frecuente a la corrupción y el 85% percibe que su ciudad es insegura”, dijo.

 

“Este juicio es equivalente al prevalente entre agentes económicos y el sector empresarial, nacional e internacional. En los índices y rankings internacionales, los factores más problemáticos para hacer negocios son la corrupción, ineficiencia burocrática y el crimen”, expresó.

 

La vulnerabilidad de la competitividad reside en las instituciones del Estado de derecho: estamos entre los países con peor evaluación en el mundo en desviación de fondos públicos o fiabilidad de las policías, concluyó Juan Pablo Castañón.

 

Forbes