La organización está integrada principalmente por vendedores ambulantes

A las víctimas las hicieron caminar descalzas

Luego de la aprehensión hubo protestas violentas en la fiscalía

 

 

Policías estatales detuvieron ayer a Santiago Calvo López, dirigente de la Organización Popular Independiente Emiliano Zapata (OPIEZ), algunos de cuyos integrantes están acusados de trasquilar y humillar a seis maestros el martes en Comitán, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

 

En un comunicado de prensa, la dependencia indicó que de acuerdo con las investigaciones realizadas ‘‘el sujeto privó de la libertad a las víctimas, a quienes sacó con violencia de un inmueble acompañado por un grupo de alrededor de 80 agremiados de la OPIEZ, integrada principalmente por comerciantes ambulantes’’.

 

Agregó que posteriormente, las víctimas sufrieron presión sicológica al cortarles el cabello, ser obligados a portar pancartas con leyendas ofensivas y caminar descalzos en represalia ante su negativa de participar en el paro de labores magisterial por el rechazo a la aplicación de la reforma educativa.

 

Asimismo, la PGJE subrayó que, como parte de las investigaciones del hecho, ‘‘sobresale un documento firmado por el propio Santiago Calvo López y otros maestros integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en el que reconoce que los actos humillantes tenían como objetivo exigir el cierre de los planteles del Colegio de Bachilleres (Cobach) que permanecen impartiendo clases y/o realizando sus funciones, pues de lo contrario tomarían acciones represivas’’.

 

La dependencia estatal dio a conocer también que ‘‘elementos de la policía especializada cumplimentaron una orden de aprehensión en contra de Calvo López por los delitos de atentados contra la paz y la integridad corporal’’.

 

Otras fuentes reportaron que, posterior a la detención del dirigente, sus compañeros tomaron y dañaron las instalaciones de la fiscalía de distrito, para después causar daños a cuatro vehículos que se encontraban estacionados en ese sitio.

 

Los maestros agredidos, que el pasado martes fueron obligados a caminar descalzos más de dos kilómetros portando letreros de ‘‘traidores a la patria’’, ‘‘charros’’ y otros epítetos colgados en el pecho, y que luego fueron trasquilados, son: Armando Castellanos, Luis Chang, auxiliar de supervisión; María Dolores Ruiz, directora de la escuela Fray Matías de Córdova; Socorro Sosa, directora del plantel Benito Juárez García; Miguel Solís Morales, director del colegio Belisario Domínguez, y Carlos Ruiz Sosa, directivo de la escuela Ángel Albino Corzo.

La Jornada