Estados Unidos y Colombia abren el telón en el Levi’s Stadium, en la histórica edición de la Copa América Cententario con muchos recuerdos entre ambas selecciones

 

CIUDAD DE MÉXICO.-Santa Clara se despierta con el primer partido de la Copa América, en donde se abre una nueva era en la historia de este torneo. Por primera vez, selecciones de la Concacaf y la Conmebol se agrupan en una misma competencia y todo el continente girará en torneo a un balón.

 

 

Estados Unidos, en su condición de anfitrión, abre plaza para Colombia. Sin embargo, es bien sabido que este país norteamericano es universal y prácticamente todas las selecciones tendrán apoyo irrestricto.

 

El partido se disputará tras la ceremonia inaugural de la Copa América Centenario, una edición especial del torneo que estará finalizando el 26 de junio. El Levi’s Stadium, una joya de la modernidad muy cerca de la Bahía de San Francisco, será el escenario inaugural para la competencia..

 

Jürgen Klinsmann, técnico de Estados Unidos, habló sobre la selección colombiana, la cual le merece todo el respeto.

 

Empezamos con un una final de inmediato frente a Colombia, que se merece mucha atención de nosotros. Pienso que hay más calidad que competencia”, dijo.

 

Klinsmann también recordó que como jugador enfrentó a Colombia en el Mundial de 1990 con un empate entre Alemania y cafetaleros, en la primera fase.

 

Este partido abrirá el Grupo de la Muerte, el A, en el que además están Costa Rica y Paraguay.

 

A pesar de haber sido eliminados en los cuartos de final de la Copa América 2015 por Argentina, los colombianos mantienen la base del gran Mundial que dieron en Brasil con el director técnico José Néstor Pékerman, además de un relevo generacional con la inclusión de Marlos Moreno, Sebastián Pérez y Guillermo Celis, contando de igual forma con su gran comandante, James Rodríguez.

El doloroso recuerdo de Andrés Escobar

El 22 de junio de 1994 en el Rose Bowl de Pasadena, California, quedó una huella de dolor para la selección de Colombia. Perdió su segundo encuentro del Mundial ante Estados Unidos, en el que un autogol de Andrés Escobar le terminó costando el pase a la siguiente ronda, y con el paso de los días la propia vida del defensa, que al regresar a su país fue balaceado por apostadores que perdieron mucho dinero a causa de su dolorosa acción en el terreno de juego en aquel Mundial.

Excelsior