Agustín Gutiérrez

Entre acusaciones, “guerra sucia”, “audioescándalos”, violencia y asesinatos, inicia este domingo en Oaxaca la jornada de votaciones para elegir a gobernador, 25 diputados locales –más 17 de representación proporcional– y concejales en 153 municipios que se rigen por el sistema de partidos políticos.

 

 

Con un padrón de aproximadamente dos millones 800 mil electores, desde las 08:00 horas iniciarán las votaciones en más de cinco mil casillas, en la que participan alrededor de 300 mil funcionarios, y en que los partidos políticos acreditaron a 66 mil 55 representantes.

Habrá además 60 casillas especiales en que por primera vez mediante un sistema informático se detectará si el ciudadano se encuentra en la lista nominal, cada casilla con 650 boletas.

Sin embargo, la jornada electoral no ha estado exenta de una serie de errores por parte del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, entre ellas acuerdos que han sido rebatidos y desaprobados por tribunales estatales y federales.

Asimismo, efectuar sesiones a media noche para evitar la presencia de los medios de comunicación y restringir el acceso este domingo de los periodistas, quienes únicamente podrán ver las sesiones vía monitores; a la sala podrán ingresa únicamente fotógrafos y camarógrafos por periodos cortos.

De la misma manera, el IEEPCO ha sido criticado por fallas en su sistema informático, pues a unos días de las elecciones, personas extrañas crearon un portal alternativo del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

El PREP se podrá consultar a partir de las 20:00 horas, en que una docena de casas encuestadoras podrán además dar a conocer sus encuestas de salida. Por otra parte, los delitos electorales se podrán denunciar a la Fepade en los números telefónicos 01800 833 72 33.

EXCESIVA VIOLENCIA

Por otra parte, durante lo que va del año la jornada electoral ha estado envuelta en un marco de violencia, principalmente en las regiones Costa, Cuenca e Istmo de Tehuantepec. En abril y mayo ocurrieron dos masacres, de cinco personas cada una, en Juchitán.

En la semana que termina ocurrieron por lo menos 10 ejecuciones, nuevamente en el Istmo, además de la Sierra Sur y la Costa.

El Gobierno del Estado anunció que 15 mil policías de los tres niveles de gobierno vigilan las elecciones desde las primeras horas del viernes, lo cual no ha impedido los hechos violentos, en que han ocurrido también ataques armados a candidatos.

La administración estatal reconoce “focos rojos” en por lo menos siete localidades, entre ellas Juchitán de Zaragoza, San José Tenango, San José Independencia, San José Cosolapa, Villa de Zaachila, Santa Cruz Xoxocotlán y Tlacolula.

En tres municipios y una agencia no se instalarán 12 casillas, como son Álvaro Obregón, Juchitán, y en San Juan Cotzocón, Santiago Choápam y Topiltepec.