Luego de casi dos semanas de paro de labores, más de 200 elementos de la Policía Municipal de San Juan Bautista Tuxtepec regresaron a laborar este domingo, tras lograr un acuerdo con el ayuntamiento.

 

Los uniformados iniciaron su protesta el 24 de mayo, en demanda de mejoras salariales, equipamiento y patrullas, entre otras peticiones.

 

No obstante, el presidente municipal Antonio Sacre Rangel, omitió atenderlos a tiempo y ofrecer un diálogo a fin de solucionar la problemática.

 

En ese lapso de suspensión de labores, los elementos policiacos efectuaron marchas, en que fueron acompañados de sus familiares, retuvieron a trabajadores y cerraron las oficinas del ayuntamiento, pese a lo cual no obtuvieron respuesta.

 

En tanto el clima de inseguridad se incrementó en ese municipio, el segundo más grande del estado, el edil optó por acciones represivas, como iniciar actas de abandono de trabajo.

 

Fue hasta este domingo al mediodía en que reiniciaron la mesa de diálogo, aunque el ayuntamiento tuxtepecano no ha dado a conocer hasta el momento los acuerdos.