OAXACA EN NACIONALES

 

 

 

EL UNIVERSAL

 

En 6 años se hablará del milagro oaxaqueño: Murat

 

Confiado en tener más de 100 mil votos de ventaja, Alejandro Murat Hinojosa, virtual ganador de la contienda para gobernador, señala que alrededor de 60% de los votantes salieron a las urnas porque quieren un cambio y, asegura que en seis años se hablará en todo el mundo del “milagro oaxaqueño”.

 

Tras seis años de un gobierno de izquierda, el hijo de quien gobernó al estado de 1998 a 2004 (José Murat Casab) suma uno de los triunfos virtuales para regresar al PRI al gobierno del estado, e imponerse a una alianza conformada por el PRD y el PAN.

 

En entrevista con EL UNIVERSAL, el ex colaborador del presidente Enrique Peña Nieto reconoció que el reto no es fácil, pero que en su sexenio impulsará un cambio al rostro de Oaxaca.

 

“En seis años todo el mundo hablará del milagro oaxaqueño, de eso no hay duda. Lo dije de manera clara, vamos a cambiar el rostro de Oaxaca de una vez por todas”.

 

Aseveró que habrá cero tolerancia para los funcionarios públicos corruptos y, a partir del 1 de diciembre, obligará a todos sus colaboradores a presentar sus declaraciones patrimoniales, de conflicto de interés y fiscal.

 

“Yo no vengo aquí a hacer revanchismo, yo vengo a construir, pero mi compromiso con la sociedad oaxaqueña es que haya transparencia absoluta y se enfrente la corrupción de manera puntual. Mi compromiso absoluto es con la transparencia y enfrentar la corrupción de todas las personas, comenzando por mí, aquí no habrá excepciones, tendremos cero tolerancia”, agregó.

 

Desde su casa de campaña y aun con resultados no oficiales de la contienda del domingo, hizo un llamado a sus adversarios a que se incorporen a su proyecto para hacer una agenda con puntos en común.

 

“En mi gobierno cabemos todos y por supuesto que la etapa de la competencia política ya terminó. Yo hago una invitación abierta a incorporar a todos los que hemos participado, lo que nos mueve es nuestro amor por Oaxaca y, por supuesto, ahí reflejar una agenda de política pública para poder atender varios de los temas que en mucho coincidimos”, expresó.

 

¿Diría usted que fue un triunfo contundente el del domingo?

 

—Participamos en una contienda muy intensa y que se reflejó el día de la elección, primero porque fue un proceso que se vivió en paz y tranquilidad, pero lo segundo fue la afluencia de votos, fue la más alta en la historia del estado, casi 60%, lo cual indica que Oaxaca salió a votar y mandó un mensaje claro de que quiere un cambio, así lo veo yo cuando hay más de 100 mil votos de distancia contra mi más cercano adversario [el perredista José Antonio Estefan Garfias). Implica una gran responsabilidad de dar los resultados que todos los oaxaqueños quieren.

 

¿Cómo calificaría esta elección?

 

—Fue un proceso democrático. Fue también un proceso con mucha competencia, donde pudimos generar los contrastes y la ciudadanía eligió porque hice una campaña de propuestas, privilegiando siempre los planteamientos y también, como lo señalé, el gran protagonista fue el pueblo, la gente.

 

Oaxaca es un estado muy diverso, con mucha pobreza, mucha marginación, ¿cuáles serían los primeros pasos para su gobierno?

 

—Los retos son muchos, pero yo hice una campaña fundada en cinco ejes que vamos a desdoblar en mi gobierno y son de cuatro tipos: estatales, municipales, regionales y los programas sociales. Además de cumplir los más de 600 compromisos firmados ante notario que realicé durante la campaña.

 

¿Cómo ve usted a Oaxaca en los próximos seis años?

 

—En seis años todo el mundo hablará del milagro oaxaqueño, de eso no hay duda. Lo dije de manera clara, vamos a cambiar el rostro de Oaxaca de una vez por todas, dejaremos de ser referente de pobreza y vamos a ser el referente de desarrollo económico y social.

 

¿En seis años se podrá ver este milagro oaxaqueño?

 

—En seis años lo vamos a hacer, vamos a comenzar a generarlo, pero sí vamos a comenzar a cambiar todos los indicadores.

 

¿Para eso tiene todo el apoyo del gobierno federal?

 

—Lo vamos a construir, hay que cabildearlo, hay que hacer la tarea, pero vamos a hacerlo con los argumentos para tener el recurso.

 

En materia de corrupción, ¿cómo actuará su gobierno, incluso por investigaciones contra funcionarios públicos que hayan incurrido en malos manejos en las administraciones pasadas?

 

—La idea es que sea de oficio, no a petición de partes. Ese es el elemento más importante para que tenga total autonomía para poder proceder, apegado a la normatividad.

 

¿Podrá investigar desvío de recursos como el de Jorge Castillo o la deuda excesiva pública del gobierno de Gabino Cué Monteagudo?

 

—Todos, desde el gobernador hasta los alcaldes; habrá transparencia absoluta. Sin embargo, la ley no se puede aplicar retroactivamente, la idea es que haya transparencia. El fiscal sí va a investigar esos casos, pero las leyes nuevas que yo implemente no pueden aplicar, las que sí existen son las vigentes.

 

Se lo pregunto directo, ¿su gobierno investigará a Gabino Cué?

 

—Mi gobierno va a hacer una investigación a fondo de todo.

 

¿Habrá mano dura contra los servidores públicos corruptos?

 

—Yo no vengo aquí a hacer revanchismo, yo vengo a construir, pero mi compromiso con la sociedad oaxaqueña es que haya transparencia absoluta y se enfrente la corrupción de manera puntual. Más allá de hacer señalamientos como algunos los hacen a nivel nacional, yo creo que en la ley primero hay que investigar antes de hablar. Entonces, mi compromiso absoluto es con la transparencia y enfrentar la corrupción de todas las personas, comenzando por mi, aquí no habrá excepciones, tendremos cero tolerancia.

 

¿Con los líderes de la CNTE será igual, cómo será el trato?

 

—En el tema educativo vamos a caminar de la mano con los maestros y los padres de familia para construir el sistema educativo que tanto nos merecemos. Por supuesto que en la línea que ya tienen los tres niveles de gobierno con la reforma educativa.

 

Hay órdenes de aprehensión contra líderes magisteriales, ¿se aplicará la ley?

 

—La ley no se actualiza cuando se actualiza el supuesto, hoy llegamos a construir y no a enfrentar, nuestro gobierno será firme en los planteamientos del Estado de derecho.

 

El PRD, PAN y Morena ya anunciaron posibles impugnaciones de la elección, ¿habría una especie de acuerdo con estos partidos?

 

—En mi gobierno cabemos todos y por supuesto que la etapa de la competencia política ya terminó, hoy estamos en la etapa de construir el Oaxaca que queremos y nos merecemos y todos formamos parte de ese proceso. Yo hago una invitación abierta a incorporarse a todos los que hemos participado, lo que nos mueve es nuestro amor por Oaxaca y, por supuesto, ahí reflejar una agenda de política pública para poder atender varios de los temas que en mucho coincidimos. Hay que construir y generar acuerdos, por supuesto que hago una convocatoria para que entremos en ese proceso de construir el Oaxaca del presente y el futuro para todos mis adversarios. También que le demos el voto de confianza a las instituciones electorales democráticas.

 

Parte de esas impugnaciones indican que hubo mucho dinero de por medio en las elecciones, que hubo compra de votos del PRI…

 

—Ahí están nuestros informes de gastos y siempre transitamos apegados a la ley. Incluso hay un colchón en el tope de gastos de campaña de más de 20 millones abajo de ese límite.

 

¿Su padre, el ex gobernador, cómo influyó en la campaña de usted?

 

—Lo único que diría es que aquí está Alejandro Murat y el candidato ganador y hoy gobernador electo, soy yo.

 

¿Cómo será la transición con el actual gobierno de Gabino Cué?

 

—Estoy planteando un equipo de transición, en donde podamos durante los siguientes meses generar un diagnóstico profundo y un plan a corto, mediano y largo plazos, por supuesto un programa para los primeros 100 días, a fin de dar resultados de inmediato.

 

¿Habrá una revisión minuciosa de las cuentas?

 

—Claro que sí, lo haremos. Estoy convencido que el primer instrumento en la política es generar acuerdos y construir.

 

¿En 2018, se ve usted como posible contendiente por la Presidencia de la República?

 

—Mi compromiso es con Oaxaca y vamos a trabajar de manera intensa e incansable durante estos seis años con mis paisanos oaxaqueños.

 

En 6 años se hablará del milagro oaxaqueño: Murat

http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2016/06/7/en-6-anos-se-hablara-del-milagro-oaxaqueno-murat

 

Es la corrupción, estúpido

 

Las elecciones de este domingo lo confirmaron: el nuevo gran motor de la ciudadanía es la corrupción.

 

Si antes se daba por hecho que la gente votaba con el bolsillo, ahora se puede deducir que vota con el hígado. Si antes el rumbo de la economía hacía a un partido caer o mantenerse, ahora es la indignación, la rabia, la urgencia de un Ya Basta a la corrupción lo que hace cruzar las boletas electorales.

 

Lo empezamos a leer en los comicios del año pasado:

 

1.- Perdió el PAN en Sonora donde se denunció el enriquecimiento inexplicable del gobernador Guillermo Padrés, traducido en cuentas y ranchos.

 

2.- Sucumbió el PRI en Nuevo León con un Rodrigo Medina quien, finalmente, desde el viernes tiene que enfrentar la acusación oficial de un desfalco de más de tres mil millones de pesos.

 

3.- También cayó el PRI en Michoacán de Fausto Vallejo, cuya administración se volvió el símbolo más reciente de la narcopolítica.

 

4.- Se desplomó el PRD en la Ciudad de México, con un duelo entre Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera disputando las irregularidades multimillonarias por la construcción de la Línea 12 del Metro.

 

La jornada de antier refuerza la teoría de que la corrupción está siendo el más importante factor de decisión frente a una boleta electoral:

 

5.- Perdió el PRI en Veracruz de Javier Duarte, el peor gobernador del país, acusado de reprobar en prácticamente en todas las áreas de la administración pública y sobre quien se anticipan graves problemas legales por una sabrosa variedad de delitos.

 

6.- Cayó también el PRI, tras una mala selección de candidato, en Quintana Roo de Roberto Borge, quizá el segundo peor gobernador, con una lista de denuncias que van desde el exagerado endeudamiento público hasta el enriquecimiento ilícito.

 

7.- Igualmente fue derrotado el PRI en Tamaulipas, tras una sucesión de gobiernos que han entregado la entidad al crimen organizado, por los que deben y deberán responder ante tribunales personajes repudiados como Tomás Yarrington, Eugenio Hernández y Egidio Torre.

 

8.- Al PRI también se le fue Chihuahua, cuyo mandatario César Duarte está acusado “nada más” de haberse comprado un banco con dinero público.

 

9.- El PRI tropieza por primera vez en Durango, con dos mandatos que sirvieron de manto protector a Joaquín El Chapo Guzmán, según acusaciones hasta de la Iglesia.

 

10.- Pero no sólo es el PRI: su oposición pierde en Oaxaca de Gabino Cué, un gobernador inexistente en cinco de los seis años de su administración, durante los que estuvo sometido por la CNTE y López Obrador, y quien además habría amasado una fortuna a expensas del presupuesto de uno de los estados más pobres del país; y el PRD repite derrota en la Ciudad de México.

 

La señal es bastante contundente.

 

SACIAMORBOS. ¿Están escuchando, inútiles?

 

historiasreportero@gmail.com

 

Es la corrupción, estúpido

http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/carlos-loret-de-mola/nacion/2016/06/7/es-la-corrupcion-estupido

 

Elecciones 2016: enojo, desencanto y cambio

 

Estrategia en Línea

 

Los estados que mantendrán a su partido en el gobierno durante la próxima administración son los menos: Tlaxcala, Puebla, Zacatecas e Hidalgo. Esta última es la única entidad federativa que no ha conocido otro partido en el poder que no sea el PRI. Finalmente Veracruz, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo tendrán alternancia.

 

La guerra sucia perdió junto con la apuesta de quienes pretendieron alejar a los ciudadanos de las urnas con tal de ganar con un mezquino voto duro. Ganaron los medios sociales y quienes los usaron para construir, excepto en Puebla, donde la campaña de denostación y ataque contra @SoyBlancaAlcala demostró que el PRI no conoce el antídoto para enfrentar su especialidad. Se evidenció a una “estratega” que no entiende a los nuevos votantes, ni sus herramientas de comunicación. Eso le costó el triunfo a una buena política que, a mi juicio y dicho con responsabilidad y conocimiento, pudo ser una muy buena gobernadora.

 

Vivimos una regresión democrática llevada ahora a las nuevas tecnologías. La facilidad para crear canales de información sustentados exclusivamente en millonarias inversiones de pauta publicitaria digital mermó la credibilidad de los medios sociales y resultó en el comentario más reiterado de todos los analizados en las 14 campañas: perdió quien le apostó a la mentira y subestimó la capacidad de los ciudadanos de razonar y discernir entre las calumnias y las campañas de contraste.

 

Por primera vez, como un denominador común en todos los estados y en todos los partidos, los presupuestos digitales se ubicaron entre los primeros rubros de la campaña. Los equipos de activismo digital compitieron cuerpo a cuerpo. Hasta se puede considerar que la oposición salió victoriosa frente a las que anteriormente eran las únicas estructuras institucionalizadas de presencia digital: el pri.mx y la Red Digital de Jóvenes por México (PRI). El Sistema PAN y la Red de Activistas de Izquierda (#RADI) hicieron sentir su presencia digital mediante un debut coordinado en los debates de Oaxaca, Veracruz y Quintana Roo.

 

Con 10 mil 849 menciones relevantes, los términos relativos a la elección: #Decision2016, @IneMexico, #JornadaElectoral y #Elecciones2016, alcanzaron a 26 millones de cuentas. El balance es de 18% de menciones en sentido positivo, 24% en sentido negativo, 2% denunciando situaciones fuera de lo ordinario y el resto (58%) en sentido informativo.

 

En las entidades donde la participación ciudadana rebasó el 50% se pudo observar que las encuestas nunca dieron resultados confiables, porque los ciudadanos no identificados con partidos no expresan el sentido de su voto en las encuestas de salida. En estas mismas entidades fue donde se vivió la mayor guerra sucia; sin embargo, como conclusión, no funcionó su intento de inhibir el voto. Lo que sí resulta poderosamente útil para predecir el comportamiento del elector es el análisis de la conversación digital, la calibración de la estrategia desde un gigante y complejo grupo de enfoque, el cual existe hoy en los medios sociales. No todos los ataques permeaban en el contrincante y resultó fundamental decidir cuándo y cómo responder, al detectar los crecimientos y aprovechar las andanadas para construir narrativas.

 

Cuando las arremetidas en redes no fueron acompañadas de acuerdos y complicidades políticas, los medios chayoteros, locales y nacionales, perdieron por lo menos en imagen, aunque probablemente no en facturación.

 

Donde no se diferenció claramente la oferta política de los partidos, los ciudadanos se abstuvieron de votar. Ganó Morena y se perfiló @LópezObrador_ al 2018, sólo acechado, en cuanto a volumen de menciones positivas analizadas durante las campañas por Margarita Zavala @Mzavalagc. La elección presidencial impone agenda digital desde hoy.

 

Se acabaron las campañas y con eso sin duda ganan los ciudadanos. Dejarán de ver publicidad y mentiras sobre políticos donde menos quieren verlos. Todos los ganadores de las contiendas del 2016 iniciarán sus discursos de la misma manera. Es hora de ponernos a trabajar, desde la esfera digital la ciudadanía los acompañará. Entre ellos incluyo a un gran perfil que no llegó a medirse en las urnas y que estoy seguro que hará un extraordinario trabajo al frente de la Coordinación de Zonas Económicas Especiales: Gerardo Gutiérrez Candiani.

 

Elecciones 2016: enojo, desencanto y cambio

http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2016/06/7/elecciones-2016-enojo-desencanto-y-cambio

 

 

MILENIO

 

“El Mosco”, único triunfo independiente en Oaxaca

 

Manuel Guzmán Carrasco, “El Mosco”, es el único candidato independiente que logró el triunfo -el de una alcaldía- en las elecciones estatales en Oaxaca de este domingo.

 

En Putla, el poblado de 38 mil habitantes en donde nació, lo conocen como “El Mosco”, apodo que heredó de su padre y de su abuelo. Por eso en algunos eventos de campaña, una botarga de mosquito lo acompañaba en caminatas por el pueblo que lo eligió presidente municipal.

 

Manuel Guzmán Carrasco es empresario y logró ganar la presidencia municipal de su natal Putla con una campaña de cerca de 200 mil pesos, 7 mil 475 pesos que le dio el instituto electoral de Oaxaca y el resto lo obtuvo de donaciones y aportaciones privadas.

 

Es empresario de la construcción y presume que conoce a la perfección los más de 30 barrios y los 65 poblados y rancherías rurales que conforman el municipio.

 

Apenas a unas horas de que el PREP del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) informó que obtuvo el resultado más alto de la elección municipal, con 3 mil 209 de los 13 mil 156 votos en Putla, “El Mosco” se dijo animado y agradecido con la figura de candidaturas independientes posibles por primera vez en una elección oaxaqueña.

 

“Hace 6 años tuvimos la oportunidad de participar con un partido político y la verdad los arreglos entre los partidos (…) nos dejaron fuera”, contó en entrevista “El Mosco” la experiencia previa como precandidato en el proceso electoral de 2010, cuando renunció a su militancia priista de más de una década para competir como precandidato del PAN en la elección a alcalde.

 

Aquella vez, recuerda el candidato independiente, las “artimañas” de los líderes del PRI y del PAN le hicieron perder el registro y desencantarse de la política partidista.

 

“La credibilidad de los partidos ya (no existe), nos hemos dado cuenta que ponen al que ellos quieren, y ponen al que dé más; estamos cansados de esto y nos decidimos a lanzarnos como candidato independiente”, aseguró Guzmán.

 

El desencanto que muestra el candidato independiente por las instituciones políticas es un reflejo de cómo la ciudadanía está cansada de las promesas de los partidos políticos: desde hace 18 años no gana el PRI las elecciones locales; una vez ganó el PAN y no repitió más, le siguieron dos administraciones del PRD sin continuidad para que el la elección del 2013 ganara el candidato del Partido Social Demócrata la alcaldía. Para el ejercicio 2016-2018 Putla será el primer municipio gobernado sin colores de partidos.

 

“El Mosco” no fue el único candidato independiente registrado en ese municipio: también lo hizo Benjamín Asunción Ramírez Carrasco.

 

La legislación electoral para candidaturas independientes en Oaxaca establece que los gastos de campaña, además del financiamiento público, pueden tener también aportaciones privadas tanto en dinero como en especie; y según explicó “El Mosco”, apenas llegó a gastar la mitad el tope de campaña determinado para su municipio de 400 mil pesos.

 

Aunque es el primer cargo de representación popular que gana en unas elecciones, Guzmán Carrasco se desempeñó como regidor de Obras Públicas en el Ayuntamiento putleco en 2005-2007; y previamente, en 1999 y recién graduado, ocupó una plaza en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes gracias a sus estudios de Ingeniería Civil. A raíz de eso logró fundar una constructor., que forma parte de las empresas certificadas dentro del padrón de proveedores del gobierno de Gabino Cué.

 

“No anduve de lleno en la política, más me dedico a mi trabajo que al tema de la política, tengo una constructora que se llama Putlecos Construyen S.A. de C. V. y una tienda donde vendemos impermeabilizantes”, explicó Guzmán.

 

A la pregunta si como político independiente tendrá dificultades para que desde el Congreso local o la gubernatura le brinden apoyo los políticos miembros de partidos políticos, “El Mosco” responde que será más sencillo acercarse a ellos, pues no tiene compromisos ni ideologías que generen confrontaciones.

 

Luego de la victoria, “El Mosco” dijo que una de las primeras acciones que emprenderá como alcalde será atender el tema de inseguridad de Putla.

 

“El Mosco”, único triunfo independiente en Oaxaca – Grupo Milenio

http://www.milenio.com/politica/El_mosco_unico_candidato_independiente_ganador_en_Oaxaca_0_751125227.html

 

Sorpresas y sorprendidos – Grupo Milenio

 

Dice la conseja de la política mexicana: “En política no hay sorpresas, sino sorprendidos”.

 

Sin embargo, en la elección del pasado domingo —y contra la conseja—, fueron muchas las sorpresas y aún más los sorprendidos.

 

Por eso, el decálogo de sorpresas y sorprendidos.

 

1. Sin duda el PAN es la gran sorpresa y el gran vencedor. A pesar de pleitos internos, rupturas y traiciones, los azules ganan cuatro gobiernos estatales con sus siglas y, en alianza con el PRD, participa en tres victorias. Con esos triunfos, el PAN se coloca en ruta para regresar a Los Pinos en 2018.

 

2. Para sorpresa de muchos, el PRI es el mayor derrotado, a pesar de ganar el mayor número de gobiernos estatales, cinco, y de recuperar Oaxaca y Sinaloa. El gran perdedor es el jefe del PRI, Manlio Fabio Beltrones, ya que su presidencia anunció nueve victorias. Además, Beltrones pierde, en los hechos, la candidatura presidencial.

 

La evidencia del fracaso es un tuit de Beltrones, quien dijo: “El PRI asume con responsabilidad el mensaje de la ciudadanía al partido y a sus gobiernos. Hay cosas que reflexionar y que cambiar”. ¿Es el fin de Beltrones?

 

3. El PRD sigue en su peor crisis. Aún así —y a pesar de no ganar un solo estado, en solitario—, y de la derrota en la CdMx, su presidente, Agustín Basave, se alza con tres victorias. Nos referimos a las alianzas del PRD con el PAN, victorias que no habrían sido posibles sin el partido amarillo. Y ese es un éxito de Basave.

 

4. Sin duda Morena es una revelación. ¿Por qué? Porque a pesar de los impostores de la pluma y de que AMLO se robó miles de spots, la Morena no salió de la capital, en donde además fue apaleada junto con el PRD. Sí, el hecho de que siete de cada diez capitalinos no hayan salido a votar por el Constituyente, es un contundente repudio al PRD y a Morena. Además, al fraccionarse en dos y hasta tres “casas chicas”, el PRD, Morena, PT y MC desaparecieron y perdieron todo; Oaxaca, Sinaloa, Puebla, Zacatecas, Tlaxcala…

 

Si AMLO ayudó a la llegada de Peña Nieto a Los Pinos en 2012, en 2018 ayudará a la llegada de Margarita Zavala. Pero también AMLO ayudó a la victoria del PRI en Oaxaca y del PAN en Veracruz. El idiota útil.

 

5. De 12 estados en disputa, seis habían sido gobernados solo por el PRI. Hoy, cinco entidades conocerán la alternancia. Ese es un severo voto de castigo al PRI. Pero en Sinaloa, Oaxaca y la CdMx, el voto de castigo es para las izquierdas y la derecha.

 

6. Los candidatos independientes fracasaron, porque la imposura no tiene lugar en democracia. Es decir, sigue vivo el sistema de partidos.

 

7. De cinco alianzas PAN-PRD, tres resultaron exitosas: Veracruz, Durango y Quintana Roo. Además de la alianza de facto en Chihuahua. ¿La lección? Que el electorado cree en el voto de castigo, sea como sea.

 

8. La victoria del PAN reconfigura a los azules y mete a la pelea para 2018 a Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle. Provoca competencia saludable que legitimará a Margarita Zavala. Además, la derrota del PRI favorece a Miguel Osorio y a Eruviel Ávila, y en las izqueirdas, la ruina llama a la unidad.

 

9. En su mayoría, las encuestas volvieron a fallar. Por lo menos en seis estados los promedios están lejos del resultado oficial. ¿Hasta cuándo?

 

10. La campaña del domingo pasará a la historia como la más sucia y en donde los árbitros electorales tomaron partido de manera abierta. ¿No hay límite?

 

Otra conseja política clásica, que acomoda a la perfección al proceso electoral, reza: “El que no quiera ver fantasmas, que no salga de noche”.

 

Les guste o no, los partidos que muchos mataron, gozan de cabal salud.

 

Al tiempo.

 

Sorpresas y sorprendidos – Grupo Milenio

http://www.milenio.com/firmas/ricardo_aleman/En_politica_no_hay_sorpresas_sino_sorprendidos_18_751904846.html

 

El PRI está contra las cuerdas

 

El partidazo está en serios problemas.

 

En Veracruz, donde eran reyes Fidel Herrera y Javier Duarte, han sufrido una derrota sorpresiva y dolorosa.

 

En Tamaulipas, donde en realidad gobierna el narco, han perdido de manera contundente y arrolladora por más de 14 puntos porcentuales.

 

En Durango, donde siempre habían ganado, desde hace 85 años, ahora sufren un inesperado descalabro.

 

Los ciudadanos por fin están haciendo las revoluciones locales.

 

En Quintana Roo, el tricolor perdió el poder ante el PAN, con una diferencia de 10 puntos porcentuales.

 

Las derrotas son aplastantes.

 

No es que hayan perdido por 2 o 3 puntos, son derrotas vergonzosas.

 

En Chihuahua, Javier Corral del PAN ganó por una diferencia de 7 puntos, aún cuando hubo intervención del gobernador tricolor.

 

En Aguascalientes, el panista Martín Orozco, consiguió una victoria contundente. Y en Puebla, Antonio Gali, hizo lo suyo.

 

Esta vez muy pocos creyeron en el PRI. Ni los veracruzanos, ni los tamaulipecos, ni los duranguenses, ni los quintanarroenses -quienes fueron leales al tricolor hasta cuando Vicente Fox era candidato-, votaron por ellos.

 

Si acaso por ahí ganaron en Hidalgo –donde nunca han perdido–, en Oaxaca –donde todo están tan enredado como el queso Oaxaca–, en Sinaloa –donde si se pudiera, votaban por El Chapo–, Zacatecas y en el pequeño Tlaxcala.

 

Todo lo demás fue azul.

 

El partidazo está en aprietos.

 

La violencia del narcotráfico, Ayotzinapa, la Casa Blanca, según parece, han impactado en el electorado. El pueblo está cansado.

 

De cara al 2018, se ve muy complicado que el partido tricolor, se levante. No hay forma de recuperar la confianza de los ciudadanos. Si no pueden ganar ni en Veracruz, donde la maquinaria opera a la perfección, ni en Tamaulipas, donde los narcos les ayudan, entonces nunca ganarán Jalisco, ni Nuevo León, ni el DF. Mucho menos Guanajuato.

 

@pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com

 

El PRI está contra las cuerdas – Grupo Milenio

http://www.milenio.com/firmas/pablo_cesar_carrillo/PRI_esta_contra_las_cuerdas-derrota_del_PRI_18_751904850.html

 

Las 5 lecciones del 5 de junio

 

La primera es que la alternancia es la tendencia.

 

En 12 de 14 estados donde hubo elecciones los partidos políticos de los gobiernos en turno perdieron. El PRI dejará de gobernar cuatro de los cinco estados que no conocían la alternancia: Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz. Perdió además Aguascalientes y Chihuahua, que ya habían sido gobernados por el PAN. Sólo mantuvo Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas. La alianza PAN-PRD perdió Sinaloa y Oaxaca, y el PAN sólo, retuvo Puebla. En el DF el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) superó al PRD en la integración del Congreso Constituyente y podría arrebatarle al perredismo el lugar de tercera fuerza política en México.

 

La segunda está relacionada con estos relevos de gobierno de signo distinto y es la consolidación del uso ciudadano del voto como instrumento para premiar o castigar malos gobiernos y candidatos. En el sentido del voto gravitó la irritación social por los altos niveles de inseguridad, corrupción e impunidad que no combaten los malos gobiernos locales. Prueba de ese nuevo valor que el ciudadano le da al sufragio, es el celo por mantener en secreto su preferencia que se expresa en el fenómeno del “voto oculto” que debilita instrumentos como las encuestas preelectorales y las encuestas de salida del día de la elección. Prueba de ello es que los primeros sorprendidos con las siete gubernaturas conseguidas por el PAN, tres de ellas en alianza con el PRD, fueron los propios dirigentes blanquiazules.

 

La tercera es que los candidatos independientes y sus promotores deberán replantear su participación en el 2018. A diferencia de lo que pasó en el 2015 con estas figuras, los 10 candidatos que jugaron por una gubernatura por esta vía no pintaron. Sólo destacó de entre estas candidaturas independientes el triunfo en la alcaldía de Ciudad Juárez y algunas diputaciones.

 

La cuarta tiene que ver con la “guerra sucia”. Las mentiras y calumnias para afectar la imagen y la reputación de los contendientes seguirán mientras sigan impunes. Nadie dejará esta mala práctica si no se les investiga y castiga.

 

Y la quinta es la incidencia que tendrán los resultados electorales de antier en el arranque de la carrera presidencial por el 2018. En el caso del PRI, la permanencia de Manlio Fabio Beltrones en la carrera por la postulación se complica al no lograr la meta que él mismo se fijó. Paradójicamente, esa derrota podría facilitar el proceso interno priista de selección de candidato. Cosa contraria podría pasar en el PAN, donde luego de los buenos resultados conseguidos, el dirigente nacional, Ricardo Anaya, y el gobernador saliente de Puebla, Rafael Moreno Valle, se convierten en competidores fuertes de Margarita Zavala, quien parecía que iba sola. En el caso del PRD habrá que ver quién capitaliza las tres alianzas ganadoras con el PAN. Y finalmente el triunfo de MORENA en el Congreso Constituyente en la Ciudad de México consolida a Andrés Manuel López Obrador, como el candidato a vencer en el 2018.

 

twitter: @jbarrera4

 

jaime.barrera@milenio.com

 

Las 5 lecciones del 5 de junio – Grupo Milenio

http://www.milenio.com/firmas/jaime_barrera_rodriguez/lecciones-junio_18_751904870.html

 

 

EXCELSIOR

 

Y el cambio pasó por el PAN

 

A las ocho y media de la noche del domingo, el PRI emitió un comunicado en el que aseguraba que “México decidió por el PRI”. Unas seis horas después se supo, en la medida en que iban llegando los resultados preliminares de los estados (que desmentían a la gran mayoría de las encuestas dadas a conocer hasta ese momento), que en realidad México había decidido por el PAN, yendo solo o en alianza con el PRD, en una forma abrumadora, siete de los doce estados en disputa se los llevó el blanquiazul, además de los principales municipios de Baja California.

 

La del domingo ha sido la jornada electoral más desconcertante, más cambiante, más inédita que hemos tenido en décadas. Todos los candidatos importantes se declararon ganadores en su momento, prácticamente todas las encuestas previas y de salida se equivocaron, los resultados preliminares en los estados tardaron horas en estar listos y cuando se dieron a conocer sorprendieron a todo el mundo político. Los triunfos panistas o aliancistas cambian radicalmente el escenario político nacional por el enorme potencial electoral de esos estados.

 

Es mucho lo que se debe analizar respecto a la jornada del domingo. Lo más destacado sin duda es que hubo un voto de castigo inédito, incluso mayor que el del año 2000, contra el PRI, reflejo de que el accionar de ese partido y de sus gobernantes no cuenta con el apoyo de la gente. Pero tan importante como eso es que el voto de castigo sí benefició a Morena, que logró buenas votaciones en Veracruz y Oaxaca (incluso en la Ciudad de México, en unos comicios netamente abstencionistas), pero sin duda se volcó hacia el PAN. Como en el 2000, cuando Fox ganó la Presidencia, para la gente, por lo menos hoy, el cambio pasa por el PAN.

 

Y eso trasciende a los candidatos. Miguel Ángel Yunes Linares en Veracruz tuvo que soportar todo tipo de acusaciones, algunas inventadas pero otras muy verosímiles. Francisco García Cabeza de Vaca en Tamaulipas fue cuestionado, Javier Corral no creo que hubiera sido el mejor candidato en Chihuahua y por eso se mantuvo en la pelea José Luis Barraza. En Quintana Roo, Carlos Joaquín González venía del PRI. Pero la gente votó por ellos con una participación que superó todas las expectativas. Fue un voto de castigo claro, transparente, contra el gobierno federal y los locales. Hubo alternancia en cuatro entidades gobernadas por el PRI.

 

Se había dicho que la maquinaria de tierra del tricolor en un escenario de relativo abstencionismo, beneficiaría al PRI, lo mismo que el voto dividido de la oposición, sobre todo el factor Morena. Pero al darse altos índices de participación, la operatividad de esa maquinaria quedó en entredicho: ni es tan sólida ni tan eficiente, pero sobre todo se comprobó que no alcanza para ganar la mayoría de las elecciones si la gente simplemente sale a votar. Decíamos ayer que para el PRI era muy importante saber cuál era su piso electoral de cara al 2018: pues bien, este domingo ha comprobado que su piso electoral era mucho menor al que esperaba y que con él no le alcanza para ganar las elecciones presidenciales.

 

El PAN se quedó con buena parte del norte del país (incluyendo Tijuana). Con buena parte de la costa este, desde Texas hasta Belice: Tamaulipas, Veracruz, Quintana Roo, con todo lo que ello implica en todos los ámbitos de desarrollo, desde el energético hasta el turismo. Con un poderoso corredor en el centro, con Puebla, Querétaro y Guanajuato. Es un escenario donde las posibilidades futuras del PAN se disparan y las del PRI disminuyen en forma geométrica.

 

Para el PAN, ya habrá tiempo de analizarlo, viene ahora lo más complejo que es administrar el triunfo, gobernar bien en los estados en los que ganó, porque el voto de castigo, veamos si no Nuevo León, se puede revertir muy fácilmente, pero debe saber elegir su candidatura sin dividirse: hoy Ricardo Anaya sale, sin duda, fortalecido, lo mismo que Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala, pero los tres no pueden ser candidatos en el 2018, y los tres quieren serlo. Ni siquiera en el año 2000 se le presentó al PAN un escenario tan accesible, pero también más volátil por su propia situación interna. Ya lo analizaremos.

 

Muchos han dicho que fue una mala elección para el PRD. Depende cómo se la analice: no ganó, solo, nada. Pero pueden quedarse con presencia importante en Veracruz, en Tamaulipas, en Quintana Roo, en Durango, en Chihuahua (pese a que no fueron en alianza, un sector del PRD apoyó a Corral). Incluso en la Ciudad de México no le fue tan mal respecto a Morena. El tema para el PRD ahora es definir si en el 2018 sigue con el PAN, regresa a donde no lo quieren, o sea con Morena, o va solo. Esa duda no la tiene Morena: López Obrador sigue en lo suyo, estas campañas fueron para consolidar su candidatura para el 2018.

 

Hay otros temas para analizar. Las encuestadoras, por ejemplo, quedan muy cuestionadas, por la opinión pública y por los partidos. Me parece que son otras de las grandes perdedoras de estos comicios.

 

Y el cambio pasó por el PAN

http://m.excelsior.com.mx/opinion/jorge-fernandez-menendez/2016/06/07/1097270

 

Perdió el PRI; ganó la alternancia

 

Eso es más noticia, sin menospreciar las victorias del PAN, dos de ellas en estados gobernados durante 86 años por el PRI.

 

Se podrán hacer juegos y malabares con cifras y palabras, pero la verdad es una y simple: los resultados electorales de anteayer ennegrecen el panorama del Partido Revolucionario Institucional para 2018.

 

El mensaje de las urnas parece presagio irreversible, al menos eso mandan decir los electores de los siete estados perdidos por el tricolor.

 

Si por primera vez los ciudadanos de Tamaulipas, Veracruz, Quintana Roo y Durango se entregaron en brazos del PAN, y los de Chihuahua y Aguascalientes regresaron al partido de la “gente decente”, y Puebla se quedó “azulado”, tampoco es creíble verlos votar de otra manera en 2018.

 

Injusto sería no acotar que el PRI recuperó Sinaloa y Oaxaca y apenas conservó Zacatecas y Tlaxcala, y por mucho, Hidalgo.

 

Las razones para la tunda del PAN al PRI pueden ser muchas.

 

El líder tricolor, Manlio Fabio Beltrones —¿se esfuman las aspiraciones presidenciales del sonorense?—, invita a su tribu a leer el mensaje del electorado; asume la necesidad del cambio para evitar otra debacle.

 

Otro gallo habría cantado al PRI si el gobierno de Peña Nieto hubiera satisfecho la principal demanda de los mexicanos: crecimiento, empleo, estabilidad económica, salud, menos violencia e inseguridad, necesidades aún insatisfechas; al peñismo se le ha bajado “la pila” —y la credibilidad— y desplomado en las encuestas, cuando le quedan menos de dos años para revertir negativos. ¿La jornada del domingo fue la suma de todos esos miedos?

 

Si el PRI quiere llegar a rehacerse rumbo a 2018 con su reserva de 25% de votos, deberá reinventarse; hacer algo casi milagroso, cuando lo único que queda es prisa.

 

Si el tricolor no está preparado para la victoria, ¿estará preparado para la derrota?

 

¿Habrá tiempo?

 

”México ya habló”, pregona Margarita Zavala; ¿de hoy en adelante dominará la alternancia?

 

EL MONJE INQUIETO: ¿Las victorias del PAN se deben, entre otras cosas, a la ineptitud de los gobernadores “reteapendejados” de Veracruz, Tamaulipas, Chihuahua y Quintana Roo?; ¿los “azules” acaban de romper el candado para meterse de nuevo a Los Pinos?; ¿los actores políticos se someterán a leyes y tribunales?; ¿tenemos la madurez suficiente para vivir una sana incertidumbre? PUNTO Y APARTE: Desesperante lentitud del PREP. Desesperante también la imprecisión de las encuestas de salida; fueron un desastre; deberían prohibirse.

 

Twitter: @JoseCardenas1

 

Perdió el PRI; ganó la alternancia

http://m.excelsior.com.mx/opinion/jose-cardenas/2016/06/07/1097274

 

Balance electoral ’16

 

El domingo por la noche, al momento de escribir la entrega de esta Bitácora, no había resultados suficientes para hacer un balance completo.

 

Es más, la lentitud con que avanzaron los carísimos programas de resultados electorales preliminares (PREP), las equivocaciones en muchas encuestas de salida y las declaraciones de triunfo de los candidatos derrotados distorsionaron el panorama que se aclararía en la madrugada.

 

Hoy, disipada la polvareda de las campañas, es posible sacar varias conclusiones:

 

1) La democracia funciona. El voto cuenta. Los ciudadanos tienen un arma perfecta para castigar (electoralmente) a los malos gobernantes. En ocho de 12 estados con elección de gobernador, habrá alternancia (a reserva de que se confirmen los resultados y los sostengan los tribunales).

 

2) Por eso mismo, los malos gobiernos tienen consecuencias: la derrota de sus partidos. No es casualidad que perdió el partido de los gobernadores señalados como los más nefastos: Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo. Como ya sabemos, gobernar bien no es garantía de continuidad, pero es un principio.

 

3) El Partido Acción Nacional se alzó como el gran ganador de los comicios del domingo. A reserva de confirmarse lo que señalan los PREP, ganó cuatro estados por su cuenta y tres en alianza con el PRD. Además, se llevó de calle las elecciones intermedias en Baja California.

 

4) Las alianzas PAN-PRD dieron resultados, ganando en tres de los cinco estados donde postularon candidatos a gobernador. Están vivas como opción para competirle al PRI en el Estado de México en 2017 y para la Presidencia de la República en 2018.

 

5) Una curiosidad electoral: desde hace tres sexenios –desde que hay competencia real, pues–, partido que gana la gubernatura de Aguascalientes llega, dos años después, a Los Pinos. Lo mismo ha sido cierto para quien gana Querétaro en el año de la elección intermedia federal. Esos dos estados son parte de una lista de nueve en la que siempre gana en la elección presidencial quien llega a Los Pinos.

 

6) El mapa electoral del país se confirma mayoritariamente bipartidista PRI-PAN. La izquierda se ha rezagado y sólo compite en algunas regiones, principalmente de la Ciudad de México hacia el sur. En el norte es casi inexistente. La división de la izquierda no ayuda a fortalecer el tripartidismo.

 

7) El PRD se salvó, por ahora, del cataclismo que se le auguraba, pero los resultados pueden ser engañosos. No ganó una sola gubernatura por su cuenta. Las que se llevó, lo hizo de la mano del PAN. Y la alianza no triunfó en lugares donde le hubiera gustado hacerlo (Oaxaca y Zacatecas).

 

8) Morena había levantado grandes expectativas antes de la elección. Las encuestas lo hacían muy competitivo en Veracruz y Zacatecas. Avanzó en votos, pero no ganó ninguna de esas gubernaturas. En la Ciudad de México, el PRD le dio más pelea de la esperada. En seis de siete estados norteños, retrocedió en porcentaje.

 

9) El líder priista Manlio Fabio Beltrones falló. Su partido ganará sólo cinco de 12 gubernaturas en juego, cuatro por debajo de su propio pronóstico. Con esos resultados, no compite más por la candidatura tricolor en 2018. En la capital el PRI sigue sin dar pie con bola: se fue al cuarto lugar, detrás de Morena, PRD y PAN.

 

10) En la pista del PRI siguen corriendo Miguel Ángel Osorio Chong (no hubo gran violencia el domingo y el PRI ganó Hidalgo), Aurelio Nuño (el PRI ganó Oaxaca, principal reducto de la CNTE) y José Antonio Meade (aunque ser independiente ya no suene tan sexy como hace algunos meses).

 

11) En la pista del PAN hay varios apuntados, más los que se acumulen: Margarita Zavala (recorrió el país apoyando a los candidatos del PAN), Ricardo Anaya (el más exitoso jefe nacional en conquistar gubernaturas) y Rafael Moreno Valle (cumplió ganando Puebla). Al rato, hasta Miguel Márquez, Miguel Ángel Yunes y Javier Corral querrán estar.

 

12) En la pista de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador tiene compañía. El jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera hizo lo suficiente para seguir teniendo futuro. El PRD compitió codo con codo con Morena en la capital y vendrán para él varios meses de reflector gracias a la Constitución de la CDMX.

 

Balance electoral ’16

http://m.excelsior.com.mx/opinion/pascal-beltran-del-rio/2016/06/07/1097269

 

 

Matices

 

1. La desaparición del PRI.- Si las elecciones fueran limpias en México, me decía un amigo en los remotos años ochenta, el PRI no ganaría ni un municipio. Nos guste o no, después de la emoción democratizadora de esa época, el PRI es una presencia nacional en la primera década del XXI, gana y pierde como parte de una nueva realidad democrática.

 

2. Territorios.- El norte para el PAN y el sur-sureste para la izquierda y el centro para el PRI. La explicación queda a medias, Puebla o Quintana Roo demandan otra explicación. La formación de clases medias es pieza clave.

 

3. Muchos pobres, luego izquierda.- La triste realidad es que la izquierda dividida pierde terreno. Pero también es cierto que una prosperidad lenta, pero sistemática, ha cambiado los referentes del elector.

 

4. Las coaliciones PAN-PRD son imbatibles.- Falso, no son definitivas, van y vienen. Pero funcionan en un primer momento. Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo o Durango son la prueba de lo segundo. Oaxaca, Sinaloa o Tlaxcala de lo primero. ¿Entonces quién manda? El antipriismo no es un cheque en blanco.

 

5. La alternancia está estancada.- Chihuahua, Durango, Tamaulipas, Veracruz y muchos municipios o la composición de legislaturas locales muestran lo contrario. Hay pendientes, Hidalgo o Zacatecas son ejemplos. Pero si se pudo en otras entidades, ¿qué pasa allí? No es receta.

 

6. México va a la derecha.- Tampoco se confirma. En esta elección el PAN avanza con logros significativos, pero nada le garantiza el 2018. El discurso de los ganadores no se puede clasificar como de derecha típica. Hay un centro que lentamente se está imponiendo. Ésa es una buena noticia, la rigidez ideológica no campea en la mayor parte del electorado.

 

7. Morena está en la antesala de la Presidencia.- Sin presencia nacional y colgada de un líder conservador y contradictorio, nada vaticina ese resultado.

 

8. Con los tiempos oficiales para la propaganda partidaria, se ahorrará presupuesto.- Falso.

 

9. Con los tiempos oficiales para la propaganda partidaria se logrará mayor participación.- Falso.

 

10. Con los tiempos oficiales para la propaganda partidaria se logrará una mejor calidad de los mensajes.- De risa. Atosigados de spots para los ciudadanos, el desprestigio de los partidos y de la política galopa. Con un gran agravante, el nuevo esquema coartó la libertad ciudadana para expresar opiniones más allá de los partidos. La partidocracia en ese ámbito es una grosera realidad que insulta a los ciudadanos.

 

11. Los candidatos hacen la diferencia.- Algo hay de cierto, el voto cambiante del elector, la disminución de la carga ideológica, el creciente predominio de la imagen de los candidatos se acentúa. Pros y contras, menos ideología, más imagen, con el vacío que ello conlleva.

 

12. La crisis de EPN entierra al PRI.- No pareciera el caso, por supuesto que hay relación entre la aceptación del Presidente y su partido, pero no es directa ni aritmética. Los que apuestan al desprestigio de EPN como llave mágica a Los Pinos son presas de un simplismo.

 

13. El mediocre crecimiento ahoga al gobierno.- Las lecciones del domingo, por su pluralidad y dinámica regional, muestran que el voto de rechazo al gobierno no jugó un papel determinante y homogéneo. La disparidad entre el crecimiento de las entidades no permite fraguar un enojo nacional por la economía. Por el contrario si, como afirman algunos teóricos, la alternancia —con el riesgo a asumir lo desconocido que ella implica— sólo se da en una situación de confianza, las nuevas alternancias de primera generación hablan de un estado de relajamiento.

 

14. Las redes sociales son la nueva fórmula.- Falta información de cada caso, pero a unas cuantas horas lo que se lee son enormes diferencias entre Hidalgo o Zacatecas y Puebla. Cada sitio tiene sus propias coordenadas.

 

Las elecciones del domingo pasado significaron un avance innegable en lo que a alternancia se refiere, no exentas de zonas de oscuridad, como por ejemplo la indefinición de muchos candidatos frente a cuestiones de transparencia y justicia. Pero con todo, la violencia no campeó, y eso es siempre algo que vale la pena tener en cuenta. Quién ganó y quién perdió, lo de menos son los colores partidarios, la democracia como legalidad y ejercicio estuvo allí.

 

Matices

http://m.excelsior.com.mx/opinion/federico-reyes-heroles/2016/06/07/1097265

 

La noche triste de Manlio

 

El PAN gobernará once estados por primera vez en su historia. Lo más que llegó a tener en el pasado fueron ocho gubernaturas en el 2002. En cuatro estados habrá por primera vez alternancia: Durango; Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas.

 

“Se ha desbancado la farsa de que Andrés Manuel López Obrador es la única alternativa”, celebró Juan Ignacio Zavala, cuñado de Felipe Calderón.

 

Los “herederos” de Gómez Morin quedan perfilados como fuertes contendientes para la próxima elección presidencial. El panismo recuperó el ánimo y la energía perdidos en el 2012. “Si el partido se une, es probable que le ganemos al PRI en el 18”, estimó Fernando Rodríguez Doval, secretario de comunicación del CEN del PAN.

 

En lista por la candidatura presidencial del azul están Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle y ahora Ricardo Anaya. La hermana de Juan Ignacio es la mejor posicionada en las preferencias electorales. Amaneció más panista que nunca, como dijo Ciro Gómez Leyva, luego de entrevistarla.

 

¡Y cómo no! Le conviene un partido competitivo, aunque haya crecido la figura del joven maravilla: “Es mejor tener un presidente fuerte de partido que apuntale la campaña, que uno débil”, destacó Juan Ignacio.

 

Fue la noche triste de Manlio Fabio Beltrones. Cantó 9-3 antes de la elección. En sus pronósticos no tomó en cuenta el “mal humor social” que enmarcó la elección y que fue reconocido por el presidente Peña. Quedó muy lejos. Fue 5-7. Esos resultados lo sacan de la carrera por la candidatura presidencial del PRI. Quedan Osorio, Meade y Nuño. Al que cobra impuestos francamente no lo veo.

Manlio, por lo demás, se vio mal en la mesa que organizó Joaquín López-Dóriga en el canal 2 , la noche del domingo. Se le veía colérico, descompuesto, desconcertado.

 

El panista Ricardo Anaya lo sacó de sus casillas. El experimentado priista criticó las descalificaciones y se dedicó a descalificar. Quiso minimizar al panista por su juventud. “No se necesita mucha edad para ser un cínico ambulante”, le dijo.

 

Lo llamó mentiroso. Lo acusó de decir “puras sandeces”. Alzó el tono para exigir: “no me interrumpas”.

 

El panista llegó con ventaja. Se preparó a fondo. Llevó gráficas, fotografías. Le restregó declaraciones contradictorias. Un desastre para el experimentado priista.

 

Mundo bizarro. Ahora es el PRI el que impugna. Nos llegó la tarde de ayer un comunicado del tricolor que habla de “elementos cualitativos y cuantitativos” para impugnar entre cinco y seis elecciones al cargo de gobernador: Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Puebla y Tamaulipas.

 

El gran ausente ha sido Andrés Manuel López Obrador. No quiso ir a la mesa de análisis de Joaquín. Lo suyo, lo suyo, no es el debate. Le dijo al teacher que él no se sienta con integrantes de “la mafia en el poder”.

Los resultados de su partido fueron por demás discretos. No ganó ni una gubernatura. Tampoco arrasó en la Ciudad de México. Por lo demás, quedó claro que el partido obradorista tiene mucho quehacer en el norte del país. Prácticamente no existe.

 

Hacia las siete de la noche no se había metido una sola nota sobre el resultado de las elecciones en el sitio oficial de Morena “la esperanza de México”. La última, fechada el 5 de junio, era el llamado de El Peje a votar.

 

En su cuenta de Facebook hay un mensaje que Andrés grabó cuatro horas después de haber cerrado las casillas. “Tengo información que nos fue muy bien en Veracruz, que nos fue muy bien en Zacatecas y Oaxaca. Pero no voy a dar ningún resultado hasta que tengamos las actas y dar números”, dijo. Tampoco tenía actas ni números precisos de la votación en la Ciudad de México, pero allí sí dijo:“les puedo adelantar que ganamos”.

 

No fue el funeral del PRD. Ganaron tres gubernaturas junto con el PAN: Durango, Veracruz y Quintana Roo. Le dio la pelea a Morena en la Ciudad de México. Sacó 553 mil 192 contra 633 mil 263 del partido obradorista.

Se calcula que los amarillos ganaron en las urnas 19 lugares en la Asamblea Constituyente —hay que aumentar los que llegan por dedazo— mientras que los del Movimiento Regeneración Nacional tendrán 22 lugares.

 

Los demás partidos se quedaron chiquitos: PAN, siete; PRI, cinco; Encuentro Social, dos; Nueva Alianza, dos; Movimiento Social, uno; Partido Verde, uno.

 

Agustín Basave nos hizo un pequeño balance de los resultados: “Tomé la presidencia en la peor crisis de la historia del partido. Hoy ganamos tres gubernaturas en alianza con el PAN y estamos en la pelea en Tlaxcala. No es poca cosa, pero el partido necesita una transformación radical”.

 

El presidente del PRD declaró que aún no toma la decisión de si se va o se queda. Por lo que se ha filtrado, es muy probable que se vaya. Más allá de los resultados, le incomoda enormemente la ingobernabilidad interna de ese partido.

 

Uno que andaba ayer como castañuela es el diputado Guadalupe Acosta Naranjo, apóstol de las alianzas PRD-PAN. “La estrategia de unificar a la oposición democrática es la que nos puede llevar a sacar al PRI en el 18. Esto incluye a Morena, si deja su sectarismo”, nos dijo.

 

El panista Rodríguez Doval definió el valor de las coaliciones de manera más coloquial. “Son kryptonita pura para el PRI”, señaló.

 

La industria de encuestas quedó pésimo. Ni una sola empresa dedicada a las mediciones se aproximó siquiera a los resultados. Favorecieron al PRI abiertamente. Podrán sacar mil pretextos, decir que fue tal o cual factor. Sólo acertaron en cinco de las 12 entidades donde se eligió gobernador.

Les queda perfecto la frase de Alejandro Martí: Si no pueden, renuncien. Pero se ve difícil. Hay muchos intereses entreverados.

 

La noche triste de Manlio

http://m.excelsior.com.mx/opinion/francisco-garfias/2016/06/07/1097268

 

 

PRI perdió control de 54% del país; tenemos que saber qué pasó: Beltrones

 

CIUDAD DE MÉXICO.

 

En un hecho inédito, el PRI perdió la mayoría del control del territorio nacional. De acuerdo con los resultados de las elecciones del domingo, gobernará sólo 46% de las entidades del país, mientras otros partidos tendrán el control del 54% restante.

 

Así, el PRI se queda únicamente con 15 estados, su nivel más bajo desde que comenzó a perder gubernaturas con la alternancia, hace 26 años.

 

En cambio, el PAN encabezará diez entidades federativas, el mayor número de gubernaturas en su poder; el PRD cinco estados, que lo mantienen en su máximo histórico que registró en 2010; un estado ya es gobernado por el Partido Verde, y un expriista, ahora independiente, gobierna Nuevo León.

 

Cuando los nuevos gobernadores asuman el cargo, el PRI pasará de gobernar 66 millones 368 mil 197 personas, a 53 millones 622 mil 427 habitantes de 15 entidades, lo que representará una pérdida de 19.2% de su influencia de gobierno en el país.

 

Sobre los resultados, el presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, reconoció la necesidad de cambiar la estrategia del partido.

 

En entrevista con Adela Micha, para Grupo Imagen Multimedia, Beltrones dijo que las derrotas del domingo “son algo que tenemos que estudiar, qué fue lo que pasó, cómo pasó, por qué pasó, y qué es lo que tenemos que hacer para que no vuelva a pasar”.

 

En un comunicado, el PRI dio a conocer que analiza impugnar los resultados de siete estados.

 

El PRI gobernará sólo en 15 estados

 

Con el saldo del domingo permitirá que el PAN gobierne en 10, el PRD en 5, Verde en una y El Bronco en NL.

 

Por primera vez, desde su surgimiento en la era revolucionaria, el PRI perdió el control de la mayoría del territorio nacional, pues los resultados adversos del pasado domingo lo llevarán a gobernar sólo 46% de las entidades del país, mientras otros partidos tendrán el control de 54% restante.

 

El PRI se queda únicamente con 15 entidades, el nivel más bajo desde que comenzó a perder gubernaturas con la alternancia, hace 26 años. El PAN tendrá el gobierno de diez, lo que implica el mayor número de gubernaturas en su poder; el PRD gobernará cinco entidades, que lo mantiene en su máximo histórico que registró en 2010; un estado es gobernado por el Partido Verde (Chiapas) y otro más por un expriista, ahora independiente, Nuevo León.

 

De esta forma, a partir de que los nuevos gobernadores que le arrebataron los triunfos al PRI tomen posesión, los tricolores pasarán de gobernar a 66 millones 368 mil 197 personas, a gobernar 53 millones 622 mil 427 habitantes de 15 entidades, lo que implica una pérdida de 19.2% de su influencia de gobierno en el país; los priistas gobernarán a 44.9% de la población, su nivel más bajo.

 

Jamás el PRI había tenido un nivel tan bajo en el número de estados y, en consecuencia, de habitantes que gobierna.

 

Cuando perdió la Presidencia de la República en el año 2000, el PRI controlaba el poder en 19 estados, es decir, su derrota en la máxima posición nacional no lesionó su penetración electoral en el territorio nacional, pues tenía 19 gubernaturas; es decir, 60% del poder en las entidades.

 

Luego, tres años después, en el primer año de elección federal, de la era de la alternancia en la Presidencia de la República, el PRI tenía el poder en 17 entidades, lo que implicó 53.1% del poder estatal; sus gobernadores eran mayoría frente a los emanados del PAN y el PRD.

 

A pesar de caer hasta el tercer lugar de preferencias electorales a nivel federal, donde lo llevó su candidato presidencial Roberto Madrazo, el PRI mantuvo el dominio territorial con 17 gubernaturas; todavía tenía 53.1% de los estados del país y el poder de sus gobernadores era cada vez mayor.

 

Para 2009, el PRI registró una mejoría en el número de votos que obtuvo. Su poder en los estados aumentó a 18 gubernaturas, con lo cual elevó a 56.2% el poder de entidades.

 

Al siguiente año, en el 2010, el PRI sufrió un fuerte golpe electoral al perder, ante la alianza PAN-PRD, los estados de Oaxaca, Puebla y Sinaloa, los tres con exmilitantes de sus filas, pero un par de años después, en el año 2012, cuando ganó la Presidencia de la República nuevamente, su poder electoral creció de manera inusitada hasta sumar 21 gubernaturas.

 

Así, el PRI arrancó su nuevo sexenio presidencial con el dominio de 65.2% de los estados, con la recuperación de entidades como Zacatecas, Michoacán y Jalisco, pero ese poder volvió a descender a 19 gubernaturas, es decir, el mismo nivel que en el año 2000, cuando en 2015 perdió nuevamente Querétaro y Nuevo León.

 

Pero este domingo llegó a su nivel más bajo en el poder estatal. Por primera vez no tiene la mayoría del territorio nacional. A partir de la toma de protesta de los nuevos gobernadores sólo conducirá 15 estados, que representan 46% del territorio y al 44.9% de la población nacional.

 

Los estados que se le niegan

 

Tal como lo informó Excélsior, los resultados del domingo pasado merman los bastiones tradicionales priistas, porque los estados de Durango, Tamaulipas y Veracruz se suman a la era de la transición y provocan que los bastiones priistas, donde jamás se ha registrado la alternancia, se reduzcan a Campeche, Coahuila, Colima, Hidalgo y Estado de México.

 

Pero también se observa que hay un grupo de cinco entidades que suman ya varios sexenios de negarse a volver a ser gobernados por el PRI, como son Baja California, Baja California Sur, Guanajuato, Morelos y Chiapas, pues si bien lo gobierna un partido aliado, lo cierto es que no son las siglas del PRI las que tienen el poder del estado, sino el Partido Verde.

 

El PRD tendrá el dominio en Tabasco, Ciudad de México, Morelos, Michoacán y Quintana Roo, con Carlos Joaquín González.

 

El PAN, que fue en alianza con el PRD en Durango y Veracruz, también dominará en las dos Baja Californias, Chihuahua, Tamaulipas, Querétaro, Puebla, Guanajuato y Aguascalientes.

 

Abstención, la marca

 

En promedio, el abstencionismo tocó a la mitad de los electores que el domingo tenían derecho a elegir a sus nuevas autoridades, pero en la Ciudad de México y en Baja California se registró el mayor abstencionismo, con 72%.en la capital del país y 67% en Baja California.

Sólo 28% de los capitalinos tuvo interés en elegir a los integrantes de la Asamblea Constituyente y en Baja California la participación fue de únicamente 33%, porque en ninguno de los dos se eligió a autoridades centrales, sino a legisladores.

Luego de ellas, el mayor abstencionismo se registró en Sinaloa, con 55.71%; Puebla, con 55.34% y Chihuahua, con 50.43 por ciento.

El estado que tuvo el mayor nivel de participación ciudadana fue Hidalgo, con 59.6% de electores.

La entidad que tuvo el segundo mayor nivel de participación en las urnas fue Oaxaca, con 58.8%.

Se confirman derrotas del tricolor en 7 estados

 

Con casi el total de los votos computados en la mayoría de los Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), en siete estados se ratificó la derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de los 12 que disputaron una elección para gobernador el pasado domingo.

 

Empezando por el norte, el candidato panista Javier Corral tenía, con 91.02% de las boletas contabilizadas, 39.51% de los sufragios, seguido del priista Enrique Serrano con 31.18%.

 

En Tamaulipas, el otrora bastión tricolor, el panista Francisco García Cabeza de Vaca derrotó 50.15% contra 36.03% al priista Baltazar Hinojosa, con casi 90% de los votos computados.

 

Durango fue escenario de otra derrota del tricolor, ya que José Rosas Aispuro, del PAN, derrotó al priista Esteban Villegas con 46.00% de los votos contra 42.41% del aliancista.

 

Zacatecas fue para el PRI, con 37.3% de la votación, seguido por Morena, con 27.22% de los sufragios. Ahí, Alejandro Tello venció al morenista David Monreal.

 

Sinaloa también se lo llevó el tricolor con 41.20% de los votos, adelante de Movimiento Ciudadano con 26.38% de los sufragios.

 

Quirino Ordaz Coppel derrotó al candidato de Movimiento Ciudadano, Héctor Melesio Cuén, pero este último demostró que en el occidente del país se está consolidando un corredor del llamado movimiento naranja, que también tiene posiciones clave en Jalisco.

 

Veracruz también fue para la alianza PAN-PRD, donde Miguel Ángel Yunes Linares derrotó a su primo Héctor Yunes Landa, con 34.41% de los votos, mientras el del tricolor logró 30.53% de los sufragios.

 

El morenista Cuitláhuac García tenía 26.25% de los sufragios, aunque en los primeros resultados del domingo aparecía en primer lugar.

 

El panismo recuperó Aguascalientes con Martín Orozco, quien derrotó con 43.53% de las intenciones a la priista Lorena Martínez, con 41.43% y con 100% de las actas computadas.

 

El bastión priista de Hidalgo se mantuvo con la victoria de Omar Fayad, al obtener 43.30% de los sufragios, contra 27.82% del panista Francisco Javier Berganza y casi 100% del PREP.

 

Tlaxcala también fue para el PRI, donde Marco Antonio Mena derrotó con 33.46% de los votos a la perredista Lorena Cuéllar, con 29.91%.

 

Puebla se convirtió en bastión panista al ganar José Antonio Gali, con 45.35% de los votos, adelante de la priista Blanca Alcalá, con 33.59 por ciento.

 

Oaxaca fue recuperado por el tricolor con 32.03% de los votos de su abanderado Alejandro Murat, seguido del aliancista José Antonio Estefán Garfias, con 24.96% de las intenciones de voto y con 99.03% de las actas computadas.

 

En el sureste, Quintana Roo fue escenario de la disputa por la gubernatura entre el aliancista Carlos Joaquín González y el priista Mauricio Góngora. Con 100% de las actas contabilizadas, Joaquín se llevó 45.68% de los sufragios y Góngora 35.69%.

 

Congresos, divididos

 

Ni aun en Hidalgo y Sinaloa el priismo tendrá mayoría aplastante.

 

La mayoría de los nuevos gobiernos elegidos el pasado domingo tendrán Congresos locales divididos, porque si bien el electorado decidió reducir el poder del PRI, no lo nulificó en gran parte de los congresos, por lo que los nuevos gobernadores estarán obligados a la negociación.

 

En Aguascalientes, por ejemplo, el PAN tendrá la gubernatura y 11 curules de mayoría relativa, por siete del PRI, es decir, los panistas tendrán mayoría simple, pero no les alcanzará como para aprobar nuevos créditos, pues para eso requerirán del voto de las dos terceras partes y tendrán que negociar con los priistas.

 

El domingo, los priistas perdieron el dominio en la mayoría de los congresos que estuvieron en disputa, pero produjo mapas de mayor pluralidad en la mayoría de ellos, sin que hasta ahora, sin incluir los legisladores plurinominales, se prefigure mayorías aplastantes.

 

En Tamaulipas, donde el triunfo del senador con licencia, Francisco García Cabeza de Vaca, fue contundente, sí existe un Congreso estatal dominado por el panismo, con 16 curules de mayoría, frente a sólo seis de los priistas. La inclusión de los legisladores plurinominales no romperá esta mayoría abrumadora del blanquiazul, porque incluso le alcanza para tener las dos terceras partes de los votos.

 

Un escenario similar tendrá el nuevo gobernador de Oaxaca, el priista Alejandro Murat. El PRI ganó la mayoría de los distritos, con lo cual se coloca como primera fuerza en el Congreso del estado, el panismo se queda con seis y Morena, que es la tercera fuerza en esa entidad, con tres curules por mayoría relativa.

 

Otro estado donde se registró un triunfo contundente en la gubernatura fue Sinaloa, que la ganó el priista Quirino Ordaz; sin embargo, el Congreso estatal está dividido en dos grandes bloques.

 

El Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) muestra que el PAN ganó 24 distritos y el PRI otros 22 distritos; es decir, el nuevo gobernador no cuenta con mayoría clara.

 

En Hidalgo, donde también ganó un senador con licencia, el priista Omar Fayad Meneses, su partido obtuvo la mayoría de los distritos electorales, pero la diferencia frente al PAN es de sólo cuatro victorias, porque el panismo ganó en siete y los priistas en 11, por lo que el nuevo gobernador deberá aplicar la dinámica de la negociación con su Congreso.

 

Un nuevo gobernador que carece de la mayoría en el Congreso estatal es el expriista y neoperredista Carlos Joaquín, porque los resultados preliminares dejan ver que los priistas se quedan con diez curules de mayoría relativa y los panistas con otros cinco, que en este estado son sus aliados electorales; es decir, tendrá un contrapeso evidente en el Poder Legislativo.

 

En Tlaxcala, el nuevo gobernador, Marco Antonio Mena, también tendrá un Congreso estatal sin mayoría para su fuerza política.

 

Veracruz, que será gobernado por Miguel Ángel Yunes Linares, tiene un Congreso donde hasta ayer Morena era la primera fuerza, con 12 distritos; seguido por el PAN con 10; el PRI con seis y uno para el Verde y otro para el Panal.

 

PRI perdió control de 54% del país; tenemos que saber qué pasó: Beltrones

http://m.excelsior.com.mx/nacional/2016/06/07/1097284

 

 

REFORMA

 

 

Impugnará PRD triunfo de Murat

 

VOTO 2016. El día siguente en Oaxaca, Sinaloa, Chihuahua e Hidalgo. Alistan impugnación alianza PRD-PAN, Morena y el PT por irregularidades…

 

 

 

editoriales

Triunfo del PAN

 

“El mundo cambió mientras dormía y, para mi sorpresa, nadie me consultó”.Carlos Eire Una vez que se levantó el polvo de la guerra de declaraciones y las fallidas encuestas de salida, el PAN quedó como el gran y sorprendente ganador de las elecciones del 5 de…

 

 

 

Números y lecturas

 

Con los datos de los PREP, a la hora de entregar este artículo, el PAN (en coalición o sin ella) gana 7 gubernaturas y el PRI 5.De las 7 ganadas por el PAN una la conserva (Puebla) y 6 las pierde el PRI.De las 5 ganadas por el PRI 3 las conserva (Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas) y…

 

 

JORNADA

 

Se oponen en Oaxaca a la construcción de una hidroeléctrica y a la minería

 

 

El Comité Prodefensa discutió el pasado 30 de mayo las repercusiones del proyecto de la CFE en la presa Cerro Tablón de PrimaveraFoto Diana Manzo

 

Diana Manzo

 

Corresponsal

 

Periódico La Jornada

Martes 7 de junio de 2016, p. 27

 

Santiago Laollaga, Oax.

 

Pobladores y activistas de este municipio, de la región del Istmo de Tehuantepec, conformaron el Comité Prodefensa de los Recursos Naturales en rechazo a la construcción de una mina y una central hidroeléctrica.

 

En entrevista, aseguraron que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pretende instalar una hidroeléctrica en la presa Cerro Tablón de Primavera, construida hace 25 años.

 

Explicaron que la presa se edificó en un río que nace en la sierra mixe zapoteca, donde se localiza el lote Pablito, que consta de 12 mil 426.67 hectáreas, en el cual la empresa Plata Real obtuvo una concesión en 2008 para explotación minera.

 

Creemos que la hidroeléctrica afectará los recursos naturales de forma drástica, acabará con todo, la minería a cielo abierto es la actividad más depredadora que existe, alertaron.

 

Mencionaron que todos los domingos alrededor de 200 lugareños se reúnen para dar su respaldo al Comité Prodefensa de los Recursos Naturales y analizar el problema.

 

Adelantaron que iniciarán una colecta de firmas en la localidad y realizarán una visita al sitio en el que una empresa extranjera colocó una mojonera para delimitar el área en la que pretende explotar yacimientos de oro y plata.

 

Los habitantes y activistas de Santiago Laollaga expusieron que en la comunidad de Guienagati también se pretende explotar yacimientos de oro y plata.

 

Advirtieron que defenderán a toda costa sus sitios sagrados como la Cueva del Diablo, sitio muy valorado por los zapotecas por los jeroglíficos que contiene, y que se localiza a 300 metros de la mojonera.

 

La Jornada: Se oponen en Oaxaca a la construcción de una hidroeléctrica y a la minería

http://www.jornada.unam.mx/2016/06/07/estados/027n2est

 

 

Murat obtiene mayoría de votos en Oaxaca — La Jornada

 

Oaxaca. El primer resultado que emitió el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) manifiesta que su comité técnico estima que en la elección para gobernador, el candidato del PRI, Alejandro Murat Hinojosa, obtuvo una votación de entre 30.54 por ciento y 33.69.

 

En tanto el candidato de la coalición integrada por los partidos de derecha e izquierda, PAN-PRD, José Antonio Estefan Garfias, obtuvo, entre 22.67 por ciento y 25.45 por ciento.

 

Es decir, en ambos casos la diferencia ganadora a favor de Alejandro Murat es de ocho puntos en promedio sobre Estefan Garfias.

 

Para el candidato de Morena, Salomón Jara Cruz, los resultados preliminares de la autoridad electoral son prácticamente iguales que los obtenidos por Estefan Garfias (el candidato impuesto por el gobernador Gabino Cué Monteagudo, pues hasta el momento obtiene entre el 22.34 por ciento y 25.67.

 

Y para Benjamín Robles Montoya, candidato del Partido del Trabajo, la obtención preliminar de votos es de entre 9.76 y 12.27 por ciento.

 

Esta tendencia es irreversible y marca el triunfo electoral a la gubernatura de Alejandro Murat Hinojosa.

 

Y es que el IEEPCO generó dicha información con base en la votación emitida en 570 casillas electorales (63 por ciento) de las 901 seleccionadas para la realización del conteo rápido.

 

La autoridad electoral también informó que la partición ciudadana en los comicios de ayer osciló entre el 52.87 y 56.14 por ciento.

 

En tanto, Edgar Arias, vocal ejecutivo de la junta local ejecutiva del INE en Oaxaca informó que aún se encuentran retenidos entre 7 y 10 paquetes municipales en diversos pueblos de la entidad por grupos inconformes con los resultados municipales.

 

IEEPCO: Murat obtiene mayoría de votos en Oaxaca — La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/06/06/ieepco-murat-obtiene-mayoria-de-votos-en-oaxaca

 

PRD analizará procesos electorales por malos resultados: Basave — La Jornada

 

Ciudad de México. Agustín Basave, presidente nacional del PRD, reconoció que en estas elecciones los resultados obtenidos por el partido son de luces y sombras. “No podemos echar las campanas al vuelo ni caer en la autoflagelación”.

 

Afirmó que a los perredistas les espera un análisis detallado sobre los procesos electorales, porque los resultados son de buenos a malos.

 

Sin embargo, dijo haber ganado tres de los estados aliancistas y no es poca cosa porque, sostuvo, el PRI “fue apabullado, destrozado, en este proceso”.

 

Basave defendió las alianzas y se dijo convencido de que ganaron Tlaxcala porque “esta elección fue un cochinero, fue una elección de estado”, y aseguró que la van a pelear. Sobre Oaxaca dijo que esperará a ver los resultados.

 

Acompañado tan sólo de la secretaria general del partido, Beatriz Mojica, y otros dos integrantes de la dirigencia, reconoció que en el PRD uno de los desafíos es la unidad y admitió que la división “seguramente nos afectó en Zacatecas y Oaxaca”.

 

En el caso de la ciudad de México, minimizó el triunfo de Morena y dijo que tan solo habrá una diferencia entre ellos y el PRD de dos o tres constituyentes.

 

El dirigente perredista señaló que a diferencia de hace un año el partido está mucho mejor pero insistió en que debe renovarse. En los personal, dijo que reflexionará sobre su permanencia al frente del PRD.

 

PRD analizará procesos electorales por malos resultados: Basave — La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/06/06/prd-analizara-procesos-electorales-por-malos-resultados-basave

 

 

EL FINANCIERO

 

Murat aventaja en Oaxaca; Estefan y Jara no reconocen su triunfo

 

OAXACA.- Alejandro Murat, candidato de la alianza PRI-PVEM-PANAL, aventaja por siete puntos a José Antonio Estefan Garfias de la coalición PAN-PRD en la elección de gobernador de Oaxaca, de acuerdo con 92.8 por ciento de las casillas computadas en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

Esto significa que el hijo del exgobernador de la entidad, José Murat y cercano al presidente, Enrique Peña Nieto, recuperará para el tricolor la gubernatura que hace apenas seis años le arrebató la unión entre la izquierda y la derecha.

De acuerdo con ese sistema, Murat Hinojosa obtuvo 32.4 por ciento de los votos computados; Estefan Garfias, 25.9 por ciento; Salomón Jara de Morena, 23 por ciento y Benjamín Robles del PT 10.75 por ciento. El nivel de participación fue de 52 por ciento.

 

El ingreso de actas al sistema PREP se aceleró la madrugada de este lunes, luego de un rezago que incluso se tradujo en que los datos del conteo rápido –previstos para las 23 horas del 5 de junio– fueran informados hasta las 5 de la mañana de ayer.

Este vacío de información provocó críticas de los partidos y abrió la puerta a que más de un candidato a gobernador se proclamara ganador.

“Creo que es una irresponsabilidad estar desinformando a la opinión pública, falseando información con la finalidad de obtener un beneficio político”, indicó el presidente del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO), Gustavo Meixueiro y anunció que el instituto investigará todos los pronunciamientos a fin de sancionar los datos falsos que pretendieron “desorientar” a los ciudadanos.

Pese a la diferencia de votación, el abanderado de la alianza PAN-PRD se negó a reconocer el resultado y dijo que esperará los cómputos distritales.

Salomón Jara tampoco reconoció el triunfo de Murat porque representa el “nepotismo y la corrupción” y anunció el inicio de una campaña por la defensa del voto en el estado.

REPARTO DE DIPUTACIONES Y ALCALDÍAS

En el Congreso local, el PRI y el PVEM –que fueron en alianza—lograron 16 diputaciones de mayoría relativa; el PAN y el PRD seis y Morena tres. El resto de los partidos no ganó distrito alguno.

En el caso de los ayuntamientos, la alianza PRI-PVEM arrebató al PAN la capital del estado; Morena ganó municipios con beligerancia política como Zaachila y Juxtlahuaca y el PT fue la gran sorpresa porque logró ganar 14 municipios cuando hace tres años no había conseguido uno solo.

En Salina Cruz ganaron los votos nulos, porque la votación fue suspendida cuando un grupo amagó a los funcionarios casilla.

Pero si los cómputos avanzaron en la elección de gobernador y diputados, mantuvieron rezagos a nivel municipal. En 10 de los 153 municipios con elecciones por el sistema de partidos, no se capturaron resultados por quema de paquetería (como ocurrió en Mártires de Tacubaya), retención de paquetes electorales, entre otras cosas.

Además, en cinco municipios se había contabilizado menos de 53 por ciento de las casillas.

Édgar Arias, vocal Ejecutivo del INE en la entidad, reconoció que los retrasos se debieron a que muchos capacitadores electorales (quienes ayudan en el traslado de paquetería electoral) fueron retenidos por personas que estaban en desacuerdo con los resultados electorales.

Puso como ejemplo el caso de la región de la mixteca, donde tuvieron reportes de que un grupo había montado un operativo en Juxtlahuaca para apoderarse de los paquetes electorales.

Por ello, solicitaron el apoyo de la policía municipal y fue hasta las 3 de la mañana de ayer que los capacitadores y la documentación electoral pudieron ponerse a salvo.

Además, funcionarios de casilla y capacitadores electorales fueron retenidos en casillas de San Juan Guichicovi, Tomellín, Santa María Xadani y Benito Juárez 2.

 

Murat aventaja en Oaxaca; Estefan y Jara no reconocen su triunfo | El Financiero

http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/murat-aventaja-en-oaxaca-estefan-y-jara-no-reconocen-su-triunfo.html

 

Malos gobiernos | El Financiero

 

Es el momento en que los partidos políticos tendrán que hacer su análisis hacia el 2018, porque como todos han señalado, esta elección marca el camino hacia la sucesión presidencial. Sin duda, como dicen algunos, dejó en claro que la ciudadanía está harta de los malos gobiernos.

De las 12 entidades donde se realizaron procesos electorales, en 8 de ellas hubo alternancia, por lo que es momento para que los mandatarios reconsideren su forma de gobernar y los partidos políticos les exijan cuentas.

Fue el caso de Aguascalientes, Sinaloa, Chihuahua, Oaxaca, Veracruz, Quintana Roo, Durango y Tamaulipas. De estos, seis eran gobernados por el PRI y dos por las coaliciones PAN-PRD.

Los estados en los que se refrendó el voto del partido en el poder, son Zacatecas, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, de estos tres son priistas y uno de la coalición PAN-PRD.

Con estos resultados el gobierno federal tendrá que hacer un gran trabajo para cambiar esta tendencia, ya que si los ciudadanos deciden calificar de esta forma a sus gobiernos, el PRI tendrá fuertes problemas para ganar la elección presidencial.

Sobre todo si se toma en cuenta que el Presidente de la República está muy mal calificado en las encuestas.

En los comicios de este año, sin duda Veracruz fue la joya de la corona, no sólo es el que tiene mayor número de ciudadanos –más de 5 millones 600 mil–, sino que además se convirtió en una elección a tercios entre las tres principales fuerzas políticas del país.

El panista Miguel Ángel Yunes Linares obtuvo el triunfo por 3.9 puntos, en segundo lugar quedó el PRI y en tercero Cuitláhuac García, de Morena, que se ubicó tan sólo 8.2 puntos abajo del triunfador.

Pero si esto puede ser un anticipo de la elección de 2018, debemos tener en cuenta que Cuitláhuac García es un político bastante desconocido, sobre todo comparado con el presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien ha sido en dos ocasiones candidato presidencial y lleva 11 años en campaña.

El próximo año viene uno de los más importantes procesos electorales, donde se juega el primer padrón electoral del país, el Estado de México, y si el PRI recibe un revés ahí, se verá en fuertes problemas en la carrera presidencial, ya que el segundo padrón es el Distrito Federal, en donde tienen fuerza Morena y el PRD, además acaba de perder Veracruz.

El perredista del grupo Galileo, Fernando Belanzaurán, comentó que para esa elección buscarán una gran alianza de todas las fuerzas opositoras al PRI, y con ello entrarán a la guarida del dinosaurio para acabar con él.

Anaya, el triunfador

Sin duda el gran triunfador de esta elección fue el presidente del PAN, Ricardo Anaya, no sólo porque su partido ganó siete de las 12 gubernaturas, sino también porque ganaron las alianzas que él impulsó y sus candidatos, como es el caso de Durango, donde José Rosas Aispuro obtuvo el triunfo, a quien le había prometido la candidatura desde que le cedió el paso a Roberto Gil como presidente del Senado.

Como se esperaba, el gobernador Rafael Moreno Valle ganó en su estado, y de las dos entidades donde tiene influencia ganó en Veracruz, con Miguel Ángel Yunes Linares, y perdió en Oaxaca, con José Antonio Estefan Garfias.

Otro de los grupos importantes del PAN, el del expresidente Felipe Calderón que impulsó a dos candidatos, logró el triunfo en Aguascalientes, con Martín Orozco, y perdió en Tlaxcala, con Adriana Dávila.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:

Saber la verdad

En el aire

Subdesarrollo y primitivismo

 

Malos gobiernos | El Financiero

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/malos-gobiernos.html

 

Inclinan balanza los que deciden su voto en la última semana

 

CIUDAD DE MÉXICO.- El voto del 5 de junio estuvo diferenciado por la demografía y por las opiniones de los votantes, pero en algunos casos la proporción de votantes que decidió al final del proceso hizo la diferencia. Así lo revelan las encuestas de salida de El Financiero en Aguascalientes, Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz.

Los sondeos indican que en Tamaulipas los votantes que decidieron su sufragio en la última semana o el mismo día de la elección (un 28 por ciento), diferenciaron su voto con claridad, favoreciendo al candidato de la alianza PAN-PRD. En Quintana Roo se observó un fenómeno similar, con los votantes de decisión tardía favoreciendo en mayor proporción al candidato de la alianza PAN-PRD, Carlos Joaquín.

En Aguascalientes y Oaxaca, la decisión tardía favoreció a los candidatos del PRI, dando acaso un empuje ganador a Alejandro Murat, pero no logrando el mismo efecto para Lorena Martínez.

 

 

Según las encuestas de salida, las alianzas del PRI tuvieron un mayor apoyo entre las mujeres y en los segmentos con baja escolaridad y de mayor edad, y se beneficiaron del voto duro tricolor. En contraste, el PAN o las alianzas PAN-PRD tuvieron un mayor apoyo entre votantes descontentos con la gestión priista, en su caso, y en lo general resultaron más atractivas a los votantes apartidistas que los candidatos tricolores. Los apartidistas se diferenciaron en Quintana Roo y Tamaulipas a favor de los candidatos PAN-PRD en esas entidades.

En Veracruz, el candidato de Morena resultó particularmente atractivo para los electores jóvenes, los menores de 30 años. Morena también se benefició de haber atraído una proporción similar de apartidistas a la que votó por el candidato de la alianza PAN-PRD.

Los temas de la elección en cada estado también fueron diferenciadores no sólo entre las propias entidades sino entre los votantes de cada opción política. En Tamaulipas, la inseguridad es el tema número uno (46 por ciento de los votantes la mencionaron como la principal tarea del próximo gobierno), y quienes pusieron énfasis en esa problemática votaron más por la alianza PAN-PRD que por el PRI.

En Veracruz, el tema de la corrupción no fue el más importante (13 por ciento), pero sí un factor diferenciador del voto: los votantes preocupados por esa temática fueron más probables de dar su apoyo al candidato PAN-PRD. En Quintana Roo, la corrupción se enfatizó más aún por los votantes (22%) y su relación con el voto es todavía más clara: los votantes que priorizaron ese tema sufragaron en un 53 por ciento por el candidato PAN-PRD. En Oaxaca, el tema principal era la economía y el empleo, y los votantes guiados por esa preocupación dieron una leve ventaja al candidato del PRI.

Las encuestas de salida en estas entidades revelan que el voto del 5 de junio tuvo un contenido temático y que las preferencias electorales reflejan en buena medida la demografía, la evaluación de gobierno y, algo no menor, el momento en que los votantes deciden su voto. En contiendas que se perfilan como cerradas previo a los comicios, este factor puede resultar crucial para inclinar la balanza el día de la elección.

Realización y diseño:

Alejandro Moreno

Patrocinio: El Financiero

“Los resultados oficiales de las elecciones son exclusivamente aquellos que dé a conocer el Instituto Electoral de cada entidad y, en su caso, las autoridades jurisdiccionales competentes”. Metodología

de las encuestas de salida

 

Inclinan balanza los que deciden su voto en la última semana | El Financiero

http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/inclinan-balanza-los-que-deciden-su-voto-en-la-ultima-semana.html

 

 

Lecciones y consecuencias | El Financiero

 

La jornada electoral del pasado domingo fue elocuente y reveladora. Desmitifica en varios sentidos, algunas premisas consideradas intocables. Aquí un adelanto de lo que viene.

1. BYE BYE MANLIO. El descalabro electoral para el PRI es mayúsculo, inocultable. Tal vez desde la derrota del 2000, o incluso de 1997, el PRI no registraba derrotas tan contundentes. Las aspiraciones presidenciales del señor Beltrones, son desde ahora, prácticamente inalcanzables con estos resultados. Evidentemente él no es directo responsable de todas las derrotas, los negativos de “los Duarte” son aplastantes, o de Borge, pero la política extiende la factura al titular responsable del proceso partidista, no de las causas del malestar electoral.

2. ADIÓS VOTO DURO. Entre 2015 y 2016, de los 21 estados que han sostenido elecciones para gobernador, han experimentado alternancias 13 estados, es decir el 62%. Esto quiere decir entre otras cosas, que la añeja confianza en el “voto duro”, garantizado y seguro, es hoy un simple recuerdo. Esta alternancia denota además la urgente y diría desesperada búsqueda de electores más exigentes, por gobiernos de mayor calidad. La eficiencia y la rendición de cuentas son hoy, una prioridad para el electorado.

3. 2018. A partir de los números que ofrecen los PREP´s en todo el país ( en general por arriba del 90% en los 12 estados) la alianza integrada por el PRD y el PAN en varias entidades, representa la fuerza política de mayor recepción de votos: 45% del total de votos emitidos-efectivos. El PRI en segunda posición con 36% y MORENA con 18%. Varias lecciones se desprenden de estos datos: la primera, que esta fuerza unida, de tener un buen desempeño de gobierno de aquí al 2018, y si consigue integrar una candidatura común para la elección presidencial, estaría en altas probabilidades de ganar. La segunda, que MORENA es una fuerza política en avance y crecimiento, pero que –con base en estos números- por sí sola, no alcanza la votación para conquistar la presidencia. El PRI se desplaza hacia la segunda fuerza electoral, después del PAN que se ha levantado como la gran fuerza triunfadora de la jornada.

4. GOBERNADORES. El voto de castigo o los negativos de los gobernadores que se van -¡Vaya generación!- pueden ubicarse como una de las causas fundamentales del voto hacia otra fuerza política. Si bien faltan datos de cómo y por qué votó la gente en cada estado, podemos adelantar que los Duarte (Chihuahua, Veracruz), Borge (Quintana Roo), Cué (Oaxaca), Egidio (Tamaulipas) por señalar los más destacados, se encuentran entre los principales responsables de las derrotas de sus partidos o alianzas. Una nueva generación de gobernadores, la que entra, deberá aprender de esta elocuente lección.

5. ENCUESTAS. Graves errores se cometieron por medios y casas encuestadoras, el difundir resultados imprecisos, incorrectos y que provocaron la fantástica victoria de algunos de sus clientes y partidos. Parece que los medios no aprendemos, después de los tropiezos del 2012. Un profundo proceso de revisión y estrictos controles de calidad deberán exigirse por políticos, medios e instituciones, para aquellos que en el futuro, quieran prestar el servicio. La percepción de “cuchareo” debe eliminarse o la decreciente confianza de los electores, desaparecerá.

6. RENDICIÓN DE CUENTAS. No hemos realizado a detalle un ejercicio de cruzar variables entre los candidatos que no presentaron sus declaraciones “3 de 3” o peor aún, sus reportes de gastos de campaña. Buena parte de los ganadores, no lo hicieron y resultaron electos. Algún mecanismo público y social, no de regulación normativa, tendremos que construir en el futuro mediante redes o medios de comunicación: el que no presente reportes y declaraciones, es en potencia, alguien en quien no se puede confiar, por ende, inelegible.

7. ANAYA Y EL PAN. La gran fuerza ganadora y el joven aspirante, quedan en una posición inmejorable para contender hacia el 2018. Como toda fuerza política, es imperfecta. Ricardo no ha cumplido con la Comisión de la Verdad al interior de su partido. Por ahí sigue Padrés intocable, y ya veremos si el flamante triunfador Miguel Angel Yunes no les da sorpresas con cuentas, negocios y patrimonios inexplicables –como parece ser el caso. Todo lo que el PAN no avance en transparencia y rendición de cuentas –que tanto pregona- será en perjuicio de su propia imagen y credibilidad.

8. PRD. Subsistió con asistencia. Sin las alianzas rentables y exitosas, es difícil imaginar un escenario de largo plazo para el Sol Azteca. Hoy se ve renovado, fortalecido, salió de terapia intensiva. Segunda fuerza en la Ciudad de México con números nada despreciables y presencia en estados. El PRD no está muerto. La clave consistirá en articular proyectos de gobierno en alianza, que enriquezcan al azul y a ellos mismos. ¿Serán capaces?

9. MORENA. Crecimiento indudable, avance en Veracruz, en Tlaxcala, en Zacatecas, aunque sin conquistar ninguna victoria. Pero está cerca. Demuestra vigor pleno y un número continuo de nuevos simpatizantes. Con todo, no se trata del Tsunami Electoral que arrasaría con todo, como se había anticipado. Deberá mantener el curso y superar el estigma de construir alianzas. Solitos, no llegan a la silla del águila.

10. INDEPENDIENTES. Se desinfló la corriente o expectativa de candidatos ciudadanos como una fuerza arrolladora. No ganó ninguno en una elección grande. Esto le otorga a las candidaturas independientes, una dimensión más auténtica y replantea la alternativa político-electoral: ni todos son el Bronco, ni todos los contextos o escenarios responden al antiestablishment.

En la próxima entrega extenderemos los puntos de análisis y reflexión de la jornada.

Twitter: @LKourchenko

También te puede interesar:

Escenarios electorales

Apuesta al cansancio

Lodo electoral

 

Lecciones y consecuencias | El Financiero

http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/lecciones-y-consecuencias.html