Los sitios web tradicionales también se pueden beneficiar de alojarse en la nube, aunque pudiera no ser la primera opción que se podría ocurrir. Esto fue lo que hizo el sitio UnoCero al alojarse con Rackspace.

Uno de los sitios más populares en el mundo tecnológico decidió mudarse de servidores de alojamiento tradicional propios a Rackspace. Pero con una condición: que el sitio no tuviera caídas en ningún momento.

 

El portal nació como un proyecto de Javier Matuk, el cual llevaba su apellido como dominio web. Cuando se decidió “institucionalizar” el nombre bajo la marca del sitio y comenzaron a ser invitados a medios como expertos en tecnología, la popularidad creció.

 

Matuk relata que después de hacer menciones del sitio en medios, la gente empezaba a entrar y la alta demanda provocaba un error en el sitio. Era demasiada la demanda simultánea, lo que tiraba al servidor.

 

En un mundo como el noticioso, es de vital importancia que los servidores puedan aguantar un pico de tráfico. Ya que aunque hay eventos programados, en ocasiones puede haber sucesos que harán a la gente buscar información; es un ritmo de demanda impredecible.

 

El sitio le dio acceso a Rackspace a los servidores antiguos y le dijo qué era lo que se iba a mudar. Aprovechando la mudanza se depuró la base de datos para deshacerse de la “basura” y se movió el resto del sitio.

 

Finalmente se hizo el cambio de a qué servidores enviaba el dominio al ser accedido desde el navegador; los usuarios ni siquiera notaron el proceso.

 

Desde entonces el sitio siempre ha estado en línea, gracias a que la tecnología en la nube permite hacer crecer los recursos destinados a él, con el fin de satisfacer picos de demanda. Se acabó el pretexto de que los servidores no dan el ancho.

 

El servicio de nube administrada fue clave para que Rackspace ayudara en la migración. Así, no quedó todo en manos del equipo del sitio informativo, el cual no tenía el conocimiento completo del procedimiento.

 

Además, esto permitió que el encargado de sistemas del sitio dejara de preocuparse por el servidor, y se le pudieran encomendar otras tareas para desarrollar herramientas que enriquezcan la experiencia del usuario.

 

Excélsior