En un cuarto de siglo, los periódicos y las revistas impresas perdieron más de 300 mil puestos de trabajo en Estados Unidos, pero los medios digitales sólo crearon cerca de la mitad, apoyados en un modelo aún inestable. Pocas industrias han sido tan afectadas por la era digital, como los periódicos y los otros sectores editoriales, resumió el Departamento de Trabajo, que publicó esas cifras el lunes.

Son abrumadoras. 317 mil 600 empleos de los 594 mil 400 con los que contaba la prensa impresa estadounidense, diarios y revistas, desaparecieron entre marzo de 1991 y marzo de 2016. La dimensión de este fenómeno estaba camuflada por el mantenimiento de la mayoría de los medios, pues el número de diarios ha disminuido sólo 16 por ciento en estos 25 años.

 

 

Al mismo tiempo, los medios digitales crearon 169 mil 300 empleos, o sea una pérdida neta de 148 mil 300 puestos de trabajo en total para toda la prensa escrita. Numerosas profesiones sufrieron y hasta desaparecieron, sobre todo en cuanto a la diagramación y la impresión.

 

No se necesita tanta gente para escribir, editar, diagramar y publicar un artículo, explica Gordon Borrell, director general de la firma Borrell Associates. Además, los puestos de periodistas creados por las páginas de noticias muchas veces no han sido ocupados por quienes dejaron la prensa escrita.

 

La eliminación de los puestos de trabajo tenía el fin de desvincular a los más viejos y con los sueldos más altos, subraya Rick Edmonds, especialista en economía de medios de comunicación del instituto independiente Poynter.

 

Sin embargo, agregó, la experiencia no ha sido tomada en cuenta durante mucho tiempo en Internet, donde los valores fundamentales eran la juventud, la sensibilidad tecnológica y el costo. En cierta medida, buscábamos características diferentes y personas diferentes de quienes sólo conocían el papel, resume Edmonds.

 

La experiencia era menos buscada pues la escritura, la diagramación y la edición del texto para una web no tenían la misma importancia que para el papel, agrega. Para Edmonds, sin embargo, la concepción de la información en línea continúa evolucionando. Desde el año pasado, hubo un viraje hacia la idea de que es más importante tener un buen periodismo que solamente una manera eficaz de atraer gente.

 

De forma general, tanto los medios de información impresos como los digitales avanzan a tientas, considerando tanto el plano editorial como el económico, buscando un modelo que sea viable.

 

Mientras tanto, del lado del papel la purga continúa. El diario estadunidense The New York Times despidió recientemente a muchos empleados y otros sitios como Vice y Mashable, que venían teniendo buenos resultados, también redujeron su número de efectivos.

La Jornada