Desaparece un inflable de casi tres metros de altura que formaba parte de una campaña cívica en un pueblo de España

 

 

MADRID.- Una caca gigante de plástico que promovía la concienciación para que la gente recoja los excrementos de sus perros fue robada en un pueblo de España.

 

El inflable, de casi tres metros de altura, se encontraba en la plaza principal del municipio de Torrelodones, al noroeste de Madrid.

 

Las autoridades explicaron que el robo ocurrió el domingo pasado cuando el personal que participa en la campaña guardaba el material en un almacén, informó la prensa local.

 

En el momento del robo la caca estaba desinflada y compactada en un paquete de 70 centímetros de altura, con un peso de 30 kilos.

 

El concejal de Comunicación de Torrelodones, Ángel Guirao, dijo que la empresa encargada de la campaña se hará cargo de los gastos de reposición y que otro inflable similar llegará en los próximos días

 

Se conoce que la campaña ha sido un gran éxito porque hemos conseguido que se conciencie todo el mundo hasta el punto de limpiar las cacas de tres metros de altura”, comentó el funcionario.

 

El inflable fue colocado desde mayo pasado en varios puntos de la localidad y forma parte de una campaña cívica impulsada por las autoridades locales.

 

Este es uno de los mayores obstáculos para la convivencia. Si tienes perro ayúdanos”, dice uno de los mensajes de la iniciativa, que también contempla la colocación de cacas de menor tamaño hechas de cemento en los lugares donde la gente suele pasear a sus mascotas.

Incluso se creó una etiqueta en redes sociales (#nomascacas) para invitar a la ciudadanía a unirse a la campaña.

Quienes participen activamente recibirán una playera y un boletín informativo que incluye las distintas palabras que existen en español para designar a los excrementos.

Excelsior