Agustín Gutiérrez

 

 

El presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Javier Villacaña Jiménez, alertó a los demás órdenes de gobierno a tomar medidas con responsabilidad ante la problemática magisterial y las afectaciones a los comerciantes del centro de la ciudad, a fin de evitar la reedición de un 2006.

 

Entrevistado al término de la sesión ordinaria de Cabildo, dijo que en lo que corresponde al ayuntamiento, se han dado los apoyos necesarios a los perjudicados en periodos pasados como en este año, como son las facilidades y descuentos para el pago de las contribuciones correspondientes.

 

Además apoyos con créditos blandos para reactivar el comercio y subsidios que permita a los empresarios y comerciantes paliar su complicada situación, que inició el 15 de mayo con el plantón de la Sección 22 en el zócalo, Alameda de León y calles aledañas.

 

“El problema no es de hace un año o dos, sino de hace muchos ; hay un sector importante de la sociedad que está en desacuerdo, porque les afecta en sus ventas y hay que considerar también a los trabajadores que son los primeros que resienten las pérdidas. Es un tema que se tiene que tratar con mucha responsabilidad para que no se generen las condiciones y se vuelva a reeditar un 2006 donde no solamente perdieron los maestros sino toda la sociedad”, expuso el edil, ya reincorporado a su cargo tras una licencia de dos meses

 

Advirtió: “Uno de los temas fundamentales que se pueda ver cómo el gobierno por un lado puede ayudar a que subsista comercio pero por el otro lado no dar pretexto a grupos radicales que a veces se infiltran en el magisterio y que están deseosos de que se les den las condiciones para ver un 2006”.

 

Recalcó que la problemática es compleja pues así como hay maestros que ya no quieren más acciones agresivas, también hay gente muy radical que persiste en eso.

 

Por otro lado, anunció que una vez pasada la veda electoral, se aplicarán alrededor de 350 millones de pesos para obra pública en lo que resta del año.