El consejero presidente del IEEPCO, Gustavo Meixueiro, y el presidente de la junta local del INE, Edgar Roberto Arias, se cuelgan la medalla de la pifia. Es el calificativo que merece su papel de árbitros en las elecciones más concurridas del pasado domingo.

 

La lentitud en la entrega de los números de votos de cada partido y las sospechas (letal en un proceso electivo) que provocaron con la lentitud del programa de resultados electorales preliminares (PREP), desvirtuaron los comicios más competidos en la historia de Oaxaca. Las cifran indican que participaron más del 60 por ciento del total de los empadronados que suman unos 2.5 millones.

 

Los oaxaqueños se volcaron en las urnas; con su voto demostraron el poder del ciudadano y pusieron a cada candidato y su partido en el lugar que le corresponde. Al votar tan abrumadoramente dieron tal fuerza al sufragio que parecía que anularía los intentos de manipular resultados. Resulta sorprendente cómo, a pesar del gran aparato gubernamental y los recursos que movilizaron con la intención de inducir el voto, no les resultó la jugada. El voto inutilizó las trampas que intentaron los partidos pero surgió la coartada del INE y su brazo operador, el IEEPCO. No hay otra explicación sobre el fracaso del PREP. Lograron sembrar las sospechas. En más de una veintena de municipios y unos dos distritos, los resultados finales no son los que dio a conocer el PREP. Salina Cruz, Huajuapam de León, Juchitán, son un botón de muestra. Serán los tribunales los que, otra vez, enmendarán las pifias del INE y el IEEPCO. Esto, independientemente, de todo el enredo que significará revisar muchas casillas impugnadas.

La suspicacia empezó desde el momento en que la junta local del INE, seleccionó de manera soterrada a los consejeros distritales. En la misma tendencia de la suspicacia no les dieron la capacitación debida. Los enterados me dicen que a esto se atribuye el fracaso del PREP y a las órdenes disparatadas, tanto del INE como del IEEPO. Anteriormente, los consejeros distritales publicaban inmediatamente los resultados en el momento en que los recibían. La noche del domingo la decisión fue concentrar los resultados en centros de acopio específicos. Esto resultó un enredo burocrático tal que aunado a los yerros de la empresa encuestadora, provocó el disparate.

La pifia, además de poner bajo sospecha la elección más competida, echa por la borda el multimillonario gasto del erario. Aunque el INE dice que el PREP costó 20 millones de pesos, los enterados hablan de que el costo real fue el doble. Además, el IEEPCO dispuso de un financiamiento público de 198 millones 841 mil 743 pesos y 17 centavos. Tal cantidad, dicen los altos funcionarios, fue lo que recibió este instituto para las actividades ordinarias permanentes y las actividades específicas, así como a los gastos de campaña de los partidos políticos en este año. Este monto supera en 18 millones de pesos el presupuesto de 180 millones de pesos autorizado por la devaluada LXII Legislatura local.

 

EVIDENCIAS

Varios consejeros advirtieron la inutilidad de las disposiciones del INE y del IEEPCO respecto al manejo del PREP. Es el caso del consejero presidente de la Junta Distrital 05 con sede en Salina Cruz, Francisco Chicati, Éste reconoció que un error de captura de los votos nulos fue lo que ha generado la confusión en el PREP.

La falta de capacitación de los representantes de partidos políticos provocaron que en algunas casillas se contabilizaran boletas que no fueron utilizadas para la elección, los cuales se sumaron como votos nulos y que generaron que el porcentaje se elevará en este sector.

Otro de los errores, fue que los representantes de casillas ingresaron las actas ya computadas dentro de los paquetes de votos, por lo que no pudieron ser contabilizadas en el PREP.

En el caso concreto del municipio de Salina Cruz, de acuerdo a las actas computadas en poder de los representantes del candidato, la votación dio el triunfo al candidato de la coalición PRI-Verde, Rodolfo León Aragón.

 

No obstante, los resultados basándose en las actas ya contabilizadas, reflejan todo lo contrario considerando que de un valor total de la votación de 29 mil 174 votos ejercidos en todo el municipio, solo 841 fueron nulos, lo cual equivale a un 2.8 por ciento del padrón.

De acuerdo a los resultados anotados en las actas que firman los representantes de partido, serían 10 mil 468 votos a favor del candidato del PRI-Verde seguido del candidato del PAN-PRD con 753.

Casos parecidos están siendo revisados en muchos municipios como Huajuapam, Juchitán y en distritos electorales como Pochutla.

SIMULACIÓN

Todo esto significa que los tres simulacros del INE y el IEEPCO fueron eso, simulación pura. De allí el fracaso que se evidencio cuando a la media noche de la jornada, apenas conocían 10% de los resultados. La falla brotó avasalladoramente cuando en Salina Cruz, el PREP daba como ganador al voto nulo, con 422 puntos. En Reforma de Pineda, un acta favorecía a la candidata independiente Rosita García y el PREP daba como ganador al del PRI.