• Un fin de semana en la Costa para conocer esta técnica y vivir la experiencia del yoga

Una técnica antigua japonesa, Reiki, utilizada para la canalización de la energía curativa mediante la imposición de manos, será impartida próximamente por la Red Cultural para la Fraternidad Humana en las instalaciones del Centro de Desarrollo Humano, Educación Ambiental y Trascendental en la costa del Pacífico, a doce kilómetros de Puerto Escondido.

Los directivos del consejo cultural de esta Red Cultural organizan un viaje de la capital del estado a la Costa oaxaqueña para conocer y disfrutar esta experiencia de curación durante los días 24,25 y 26 del mes en curso y para vivir también las bondades de la naturaleza, practicar ejercicios psicofísicos en la mañana, yoga al mediodía y meditación en la tarde y noche.

El acto de la imposición de manos sobre el cuerpo humano o animal para confortar o aliviar el dolor es tan antiguo como los instintos. El tacto humano transmite calor, consuelo y poder curativo; expresa también cariño y amor.

Los cuerpos vivientes, humanos o animales, irradian calor y energía. Esta energía es la fuerza vital propiamente dicha y tiene tantos nombres como civilizaciones humanas han existido a la fecha. El “ki” es una energía de tipo eléctrico que configura el organismo y determina su estado de salud. Cuando el “ki” se separa del organismo viviente, la vida abandona a éste.

El “ki” es también la fuerza vital esencial de la tierra, los planetas, las estrellas y los cielos, y todas estas fuentes de energía influyen sobre el “ki” del cuerpo viviente. Todo lo que tiene vida contiene el “ki” y lo irradia.

Los conocedores de esta técnica señalan que Reiki no es una religión ni obedece a los postulados de religión alguna. Esta fuerza o energía vital es la fuente de la vida misma y muy anterior, como realidad y como concepto, a cualquier sistema filosófico o religioso.

La Red GFU en Oaxaca ha invitado al especialista en esta técnica curativa, Juan Francisco Troncoso, quien tiene una larga trayectoria en este campo. Licenciado en Naturopatía por la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, Troncoso fundó la Sociedad para la Aplicación Benéfica de la Energía Reiki, “SABER”, mediante la cual comparte y difunde este amoroso sistema de sanación con todo ser humano.

La salida a Puerto Escondido será la noche del jueves 23 de este mes y de ahí a las instalaciones del Centro de Desarrollo Humano ubicado frente al mar en la comunidad de El Tomatal, municipio de Santa María Colotepec.