El presidente nacional del PRD, Agustín Basave, confirmó este jueves a los líderes de las corrientes internas del sol azteca su deseo de adelantar su salida al frente de ese partido, incluso antes de que termine este año.

 

 

 

Durante una reunión celebrada esta noche, se analizaron los resultados electorales del 5 de junio, donde el PRD perdió Oaxaca y fue desbancado al segundo lugar en la ciudad de México o hasta al tercer y cuarto lugar en varios estados sobre todo del norte del país.

Basave puso sobre la mesa su renuncia al frente del PRD a más tardar para “dos o tres meses”, en lo que se analiza la ruta para elegir a quien lo sustituirá por lo que resta del periodo de Carlos Navarrete, es decir hasta noviembre del 2017.

Sin embargo, otros líderes de corrientes, como IDN, consideraron necesario que se elija a quien ya se haga cargo no solo de las elecciones del próximo año donde se renovarán tres entidades, incluida el Estado de México, sino sobre todo el proceso electoral del 2018, que incluye la elección del candidato.

Los líderes de las corrientes tomaron nota de la decisión de Basave y determinaron analizar los escenarios para no meter al PRD en una nueva crisis institucional.

El 11 de enero pasado, Basave presentó su carta de renuncia debido a la falta de acuerdo en torno a la política de alianzas entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Acción Nacional (PAN) para las elecciones que tendrían lugar este año.

Desde ese entonces, Basave acusó a varias corrientes, sin precisar cuáles, de estar sujetas al PRI y al gobierno. Señaló incluso, que algunas tribus aceptan que las decisiones en el PRD se tomen en Bucareli (ahí se ubica la Secretaría de Gobernación).

 

Con información de La Crónica de Hoy