Integrantes de comités ejecutivos seccionales agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) condenaron el “secuestro y desaparición forzada” del secretario de Organización de la Sección 22, Francisco Villalobos Ricárdez, y exigieron su presentación inmediata.

 

“Lejos de replegarnos, de intimidarnos, nos fortalece”, dijo en conferencia de prensa en la ciudad de México, el dirigente del magisterio en Oaxaca, Rubén Núñez Ginez.

 

Calificó como “ola de represión” las aprehensiones a siete líderes del movimiento de los trabajadores de la educación, por oponerse a la Reforma Educativa.

 

Indicó que Villalobos Ricárdez fue detenido por personas vestidas de civil que no se identificaron y que no dan cuenta ni a las autoridades judiciales del estado, “por eso seguimos sosteniendo que es una desaparición forzada y secuestro”.

 

Culpó también al gobierno federal y al estatal de actos de intimidación, “porque en una reunión de padres al interior del hotel del Magisterio (en la ciudad de Oaxaca) también están siendo acorralados por la Policía Federal”.

 

Mientras tanto, después de bloquear diversos cruceros en la zona conurbada en la capital, los trabajadores de la educación partieron en marcha hacia el zócalo de la ciudad de Oaxaca.

 

En tanto, en la región del Istmo permanecen bloqueos a la carretera federal 190, en el entronque de acceso a Tehuantepec, así como en inmediaciones de Ciudad Ixtepec, además de la sede de la PGR en Salina Cruz.