El acto concluyente de la elección más competida en la historia reciente de Oaxaca, se dio anoche con la entrega de la constancia de mayoría de votos para el priista Alejandro Murat Hinojosa.

 

 

Es gobernador electo del estado. Recibió del IEEPCO el acta donde el árbitro electoral lo reconoce como ganador de las votaciones. Con este reconocimiento inicia la segunda etapa, la más difícil seguramente, de su proyecto político que es la selección de sus principales colaboradores.

Tiene que abrevar del ejemplo del actual gobierno que derrapó en la improvisación de los miembros de su gabinete. Entre carteristas, convictos de violencia intrafamiliar y muchos cleptómanos, cometió desatinos colosales que el votante castigó en las urnas. Si Alejandro no quiere pasar a la historia con los mismos lastres, debe cumplir sus ofrecimientos de campaña.

Entre ellos el de marcar distancia ante su padre, el ex gobernador José Murat.

Como en aquel memorable artículo que Martin Moreno publicó en Excelsior 15 días antes de que Colosio fuera asesinado y que le mereció el Premio Nacional de Periodismo, Alejandro podría decir “para que yo triunfe y el país (Oaxaca) se salve tengo que matarte (políticamente) hoy mismo. Debo cambiar, reformar y modificar todo lo que no funciona y ya no funcionará en el futuro del país (Oaxaca), comenzando por ti mismo, muy a pesar de que te debo todo lo que soy”.

Además del voto de castigo contra lo que no funciona, el triunfo de Alejandro confirma que los candidatos sí hacen la diferencia. La experiencia que deja esta elección en Oaxaca es que en las urnas el votante se olvida de la ideología y sufraga en base a la imagen de los candidatos. A esto se puede atribuir el fracaso de la alianza CREO.

POR FÍN

A los capos del cartel 22 que, dada la inmensa impunidad que les permitían, se ensañaban contra Oaxaca, les sucedió, por fin, lo que al ilustre manipulador: “no puedes engañar a muchos mucho tiempo…”

Luego del vandalismo que desataron en protesta por el arresto de los dos principales cabecillas Rubén Núñez y Francisco Villalobos “chico pelón”, y la gran movilización policiaca, las autoridades anunciaron que la aplicación de la ley va en serio.

Puede ser. Hasta donde sabemos, hay 21 órdenes de aprehensión más contra los dirigentes responsables de acciones radicales, como Iram Santiago, lider de los pozoleros y uno de los más violentos. En la lista negra también está Adrián Castillo quien fungía como responsable de la comisión de pagos de la sección 22. Éste “maistro” integrante de comisión política es señalado por sus propios compañeros como el mismo que robó 300 computadoras en 2014 que iban a ser para algunas escuelas.

Una cuestión que hay que aplaudir a los verdaderos maestros es que en las bases ya tomaron la determinación de sacudirse definitivamente a los grupos radicales e impulsar a una lideresa moderada para rescatar la imagen del magisterio. La idea empieza a permear, prueba de ello es que solo el uno por ciento de las casi 14 mil escuelas pública que hay en el estado, secundó el paro loco. Por cierto, mañana reanudan labores.

Insistían en su labor de agitación con la seguridad de que su alianza con AMLO y su partido MORENA, les garantizaba protección política.

Resulta paradójico que en su discurso, el tabasqueño AMLO pregone la “honestidad valiente” y en la realidad se colude con los políticos más nefastos, entre ellos dirigentes de la sección 22 como Núñez y todos los integrantes de la comisión política que por más de 30 años controlaron el IEEPO, los bienes materiales, asignación y venta de plazas docentes. De tan torpes que dejaron pruebas de su latrocinio. En base a ello hoy los acusan penalmente por delitos de operación con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) y otras actividades ilegales que les produjeron beneficios económicos por más de 132 millones de pesos. En el expediente se menciona que para sus transas se coludieron con las empresas Etesa, Vasa Holding, Administradora de Negocios Monte Albán, entre otras, así como de personas físicas como Octavio Arturo Quintano Cassani.

La Procuraduría Fiscal de la Federación y de la Unidad de Inteligencia Financiera han documentado los hechos que son argumentos sólidos de las órdenes de aprehensión libradas por los jueces penales. Se cita que en el período de Rubén Núñez como Secretario General de la 22, firmó convenios ilegales con esas empresas que entregaban a los dirigentes comisiones del 3.5% quincenal por la cobranza que hacía la sección 22 por las ventas y servicios a sus agremiados, a los cuáles, a su vez, se les descontaba el pago en la nómina que se manejaba cuando la sección aún controlaba el IEPPO.

Así hacían millonarios negocios estos “honestos” líderes que hoy defiende a ultranza el “presidente legítimo” a través de una comisión que integran también impolutos “morenos” como Salomón Jara, Flavio Sosa.

Esta sección sindical tiene prohibido suscribir ese tipo de convenios dado su carácter eminentemente lucrativo. Aun así, las empresas citadas estuvieron realizando transferencias bancarias hacia unas 7 cuentas de la Sección 22, administradas y posteriormente retiradas por Rubén Núñez, Aciel Sibaja y otros capos.

Por ejemplo, en tan solo una de esas cuentas del sindicato, la número 65503473683 en Banco Santander cuya denominación es “sección 22 Oaxaca empresas” y su titular Rubén Núñez, entre otros, se recibieron 187 depósitos de varias empresas por 31 millones 967 mil pesos, los cuales fueron retirados mediante 116 operaciones por un monto de 31 millones 672 mil pesos; esta cantidad, a su vez, fue dispersada hacia otras cuentas de la propia 22 y finalmente distribuidos mediante pagos de cheques en efectivo o transferencias electrónicas.

En otra cuenta contratada bajo la denominación “sección 22 Oaxaca Capp” en el mismo banco y terminación 942, y cuyos titulares son Rubén Núñez y Claudio Felipe Mendoza García, se recibieron 52 operaciones de depósito por 45 millones 290 mil pesos, y se realizaron, con el mismo mecanismo, 3 mil 841 operaciones de retiro.

Este es un botón de muestra de los tantos negocios que no quieren perder estos preclaros dirigentes y que sus aborregadas bases ni siquiera se imaginan.