Será intenso el proceso jurídico contra Rubén Núñez y Francisco Villalobos, los líderes de la Sección 22 de la CNTE detenidos hace unos días. La politización que Andrés Manuel López Obrador está haciendo desde el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para lograr su liberación ya recibió una dura respuesta del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, pues ordenó auditorías a las nóminas educativas de los cuatro estados donde la CNTE tiene control magisterial.

Sin duda, empezará a liberarse mucha información oculta que podría explicar por qué la industria de la protesta magisterial es un buen negocio.

 

Frentes Políticos. Excélsior