Los jugadores quieren seguir el camino de Paolo Guerrero: convertirse en goleadores históricos de su selección

 

 

CIUDAD DE MÉXICO.- De repente, un joven de 28 años, Javier “Chicharito” Hernández, está a un gol de igualar el récord de más goles con la Selección Mexicana, que pertenece a un futbolista que se retiró hasta los 36: Jared Borgetti. Lo mismo pasa en Argentina, con Lionel Messi que acecha la marca de Gabriel Batistuta o en Chile, con la carrera de Alexis Sánchez frente al histórico Marcelo Salas.

No me preocupa lo que ocurra. Tampoco mi récord es de muchos goles, y sabía que Javier o alguien más lo iba a romper pronto. Es bueno para la selección que cada vez haya mejores goleadores, mejores jugadores”, dijo Jared Borgetti, en una clínica que impartió en una universidad del sur de la Ciudad de México.

 

La Copa América Centenario se convirtió en el escenario para olvidar a viejos goleadores y ensalzar a nuevos. Paolo Guerrero, de la selección de Perú, es el primero en hacerlo. El delantero del Flamengo ya mira para atrás a Teófilo Cubillas, que había brillado al anotar con su selección 26 goles entre las décadas de los 70 y 80. Guerrero lo superó al anotar su gol 27 con su representativo, frente Haití, el pasado cuatro de junio.

 

El Chicharito le pisa los talones a Borgetti. El retirado jugador presumía de anotar 46 goles con el Tricolor en sus 16 años de carrera. Ahora, Javier Hernández, con ocho años como futbolista, está a un gol de la marca.

 

Messi, acostumbrado a ir de récord en récord, también está cerca de convertirse en el máximo goleador de la albiceleste. La marca pertenece a Batistuta con 54 tantos, y el jugador del Barcelona tiene 53, con el partido de cuartos de final pendiente. En Chile, Alexis Sánchez está a cuatro tantos de Marcelo Salas. El del Arsenal es el líder de la selección andina y podría despedirse de la Copa América Centenario como su goleador histórico.

Excelsior