Oaxaca, Oax.- La madrugada de este jueves en Tequisistlán y Jalapa del Marqués en la región del Istmo de Tehuantepec policías federales sorprendieron a maestros de la Sección 22 de la CNTE y padres de familia que, por seis días, han mantenido bloqueos sobre la carretera.

Los elementos policíacos lograron desalojar a los docentes y tutores que con sus bloqueos han exigido la liberación de los dirigentes sindicales Rubén Núñez Ginez y Francisco Villalobos Ricárdez detenidos por su presunta responsabilidad en delitos del fueron común y federal.

 

Ante la intervención de las fuerzas federales los maestros de la Sección 22 de la CNTE han hecho llamadas telefónicas y enviado mensajes de texto vía whatsapp para pedir a sus homólogos y padres de familia el apoyo para reforzar los bloqueos carreteros y responder ante cualquier agresión.

 

En Juchitán de Zaragoza un grupo de personas encapuchadas irrumpió en una terminal de autobuses, rompió los parabrisas de cinco unidades y estas han sido colocadas sobre la carretera.

 

Las protestas de los maestros se han reforzado con el apoyo de los padres de familia inclusive con el padre Alejandro Solalinde Guerra quien ha sido uno de los férreos opositores al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y sus reformas estructurales, entre ellas la Reforma Educativa.

 

Para repeler cualquier intervención policial, los manifestantes se han armado con palos, tubos, y bombas molotov.

 

Cabe señalar que ante la incertidumbre que este escenario ha generado, los propietarios de algunos comercios han preferido cerrar sus establecimientos y resguardarse en sus domicilios. Otros ciudadanos han comprado víveres y los han trasladado hasta donde se ubican los maestros en sus protestas, como en señal de solidaridad.

 

El gobierno del estado no ha emitido ninguna postura sobre las acciones emprendidas desde la tarde del día sábado, cuando detuvieron a Francisco Villalobos Ricárdez, tampoco se ha informado si se intervendrá en los bloqueos carreteros que han dejado varados a decenas de vehículos y camiones pesados en las carreteras de las regiones de la Costa, Mixteca e Istmo de Tehuantepec.

 

En estos momentos la región del Istmo es una de las zonas con más tensión derivado de los dos desalojos que se dieron en la madrugada; sin embargo las obstrucciones a estas vialidad se volvieron a dar luego del retiro de las fuerzas federales.