Oaxaca Oax. – El gobierno federal no ha dado muestra para distensar el conflicto del movimiento magisterial y es urgente que ceda en una mesa de diálogo para que de una señal de que quiere resolver, porque de lo contrario se cree que se mantiene en la plena confrontación y eso traerá consecuencias.

“Porque en este hecho de querer confrontar hasta el final, nadie va a ganar ya que se darán pérdidas de todo tipo y a eso le está apostando el gobierno federal”; afirmó Alejandro Cruz, representante de las Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca (OIDHO), perteneciente al Consejo de Organizaciones Oaxaqueñas y Autónomas (COOA).

 

 

Dijo que el movimiento crecerá en el momento que las autoridades quieran irse más allá con la violencia institucional y claro que habrá una reacción del pueblo y eso es muy peligroso.

 

Para que la situación tenga un desahogo y avance, que el gobierno empiece atender las demandas más fundamentales del magisterio y del pueblo que se encuentra involucrado y no acrecentarlos con la fuerza pública.

 

“En este momento difícil para el país en todos los aspectos; que las autoridades tengan cierta cordura e inicien el diálogo necesario para destrabar los asuntos que se estan enfrentado en el estado de Oaxaca y gran parte del pais”; comentó el dirigente Alejandro Cruz.