CIUDAD DE MÉXICO.-A pesar de los esfuerzos en materia de inclusión financiera, 56% de la población adulta en México sigue sin tener acceso al sistema financiero formal, reveló la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015 (ENIF 2015), elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Inegi.

 

 

 

Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda detalló que del 2012, cuando se realizó la primera Encuesta de este tipo, al 2015 se sumaron al sistema financiero formal alrededor de 12.7 millones de adultos, lo que representa 17% de la población adulta y 41% de quienes no tenían acceso.

 

Los datos en términos de la infraestructura para atender el sector financiero son importantes, ha aumentado cinco puntos porcentuales el número de adultos que utilizan cajeros entre 2012 y 2015, de 38% a 43%; y más importante, en zonas rurales el aumento es de ocho puntos porcentuales el uso de cajeros automáticos, de 16% a 24% de la población adulta”, dijo el subsecretario de hacienda.

 

No obstante, Jaime González Aguadé, presidente de la CNBV explicó que 33.6 millones de adultos en total tienen algún tipo de cuenta de ahorro formal; es decir, se contempla cuentas de nómina, de cheques, donde reciben los jubilados el pago de su pensión e incluso las que se utilizan para la dispersión de los recursos a los beneficiarios de programas sociales.

 

“Si bien estas cifras nos muestran un importante avance, también nos hablan de que más de la mitad de la población no tiene una cuenta en una institución formal, por lo que es claro que nos falta mucho por hacer para tener un sistema financiero al que accedan todos los mexicanos. En este sentido, la encuesta identifica una gran área de oportunidad”, resaltó.

 

Avances

De acuerdo con los datos de la ENIF 2015, el número de cuentas de ahorro aumentó al pasar de 36% de la población al 44% en este periodo, debido en gran medida a que ahora se incorporan instituciones no bancarias, las cuales son un elemento clave para la inclusión financiera.

 

El acceso al crédito también se incrementó y ahora 2.8 millones de mexicanos más tienen el acceso al crédito en comparación con 2012.

 

Dinero