Alberto Ortiz

Oaxaca, Oax.- Diputados locales y federales demandaron al gobierno federal privilegiar el diálogo con los opositores a la reforma educativa y buscar una salida consensuada a la problemática que tiene a Oaxaca en riesgo de editar el conflicto del 2006.

 

 

Al respecto, Sergio López Sánchez, legislador federal del PRD urgió la instalación de una mesa de interlocución entre maestros, la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Educación Pública.

 

Llamó al magisterio a desarrollar sus protestas de manera pacífica, sin caer en provocaciones y sin afectar derechos de terceros.

 

Sin embargo, condenó el uso discrecional de instancias de procuración de justicia como mecanismos de presión política y exigió al gobierno federal y al gobierno de Oaxaca detener la criminalización de la protesta social y evitar el uso de la fuerza.

 

“Hacemos un llamado al gobierno federal para que sea el diálogo la principal herramienta para la solución del conflicto, no el uso político de la justicia, ni tampoco los desalojos violentos de la Policía Federal”, reiteró.

 

A su vez, Karina Barón Ortiz, también diputada federal por Oaxaca, afirmó que “en un estado como Oaxaca, estudiar y trabajar como profesor es una opción no sólo de realización, sino también de subsistencia”.

 

Exijo al gobierno federal entablar el diálogo de inmediato y sin condicionamientos para ninguna de las partes, así como el alto a la escalada policiaca en Oaxaca, pues subrayó que la presencia policial, en lugar de amedrentar o intimidar, polariza los ánimos de la población.

 

El presidente de la Diputación Permanente de la LXII Legislatura local, Adolfo Toledo Infanzón exhortó a las autoridades estatales, federales y al magisterio, anteponer los intereses de más de 900 mil estudiantes de educación básica de 14 mil 884 planteles en la entidad.

Foto cortesía, llegan aviones con fuerzas federales a Oaxaca