Oaxaca, Oax.- La llegada de al menos 3 mil elementos de la Policía Federal a Oaxaca, vía aérea y terrestre, puso en alerta a personal docente adherido a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes por cuarto día consecutivo paralizaron el estado con bloqueos carreteros en distintas regiones.

En el transcurso del día, en particular en Salina Cruz y Tehuantepec, los mentores se armaron con palos, montones de piedra, cohetones y bombas molotov, ante la previsión de un enfrentamiento, que no ocurrió.

 

 

Se apoderaron de autobuses, que vandalizaron y ocuparon para cerrar las carreteras principales, además de quemar llantas sobre el asfalto. La Sección 22 insistió en convocar a reforzar los bloqueos y barricadas durante el día. En un mototaxi, cargaron varias botellas preparadas como bombas molotov, lo que causó que la autoridad estatal en materia de transporte dijera que investigaría el suceso para en su caso revocar la concesión.

 

Tan sólo en el Istmo de Tehuantepec hubo nueve puntos de cierre vial. Hasta anoche, se registraban bloqueos en Matías Romero, Juchitán de Zaragoza, Morro Mazatán, Santa María Huamelula, Santo Domingo Tehuantepec, Jalapa del Marqués, Tequisistlán, Zanatepec y Salina Cruz.

 

Lo mismo ocurrió en el estado de Chiapas. A 31 días del paro de labores de maestros adheridos a la CNTE, más de mil 100 docentes han sido notificados de bajas y despidos laborales, y se han descontado 50 millones de pesos a profesores faltistas, informó la secretaria estatal de Educación, Sonia Rincón Chanona.

 

En conferencia de prensa, la funcionaria señaló que se interpuso una denuncia por los hechos vandálicos en las oficinas de Educación de la entidad, donde desconocidos destruyeron mobiliario y equipos de oficinas. Los sujetos, que ingresaron además a las oficinas de la Coordinación Jurídica y Administrativa, quemaron documentación de notificaciones de rescisión, de contratos laborales y de registros de nóminas de docentes.

 

La secretaria de Educación, sin responsabilizar directamente a la CNTE de los actos vandálicos, refirió que durante estos días los docentes han realizado diversas acciones relacionadas: “Ellos [los maestros] han estado realizando este tipo de acciones; lamentablemente da pena decirlo…. de los actos que han hecho a las gasolineras, la tiendas. Todo lo que ha pasado a la sociedad chiapaneca, concretamente la que ha aguantado más es la sociedad de Tuxtla Gutiérrez”.

 

Agregó que los destrozos en las áreas administrativo-jurídicas, donde se elaboran las notificaciones por inasistencias, pudieron derivar de las declaraciones del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, respecto a la revisión de nóminas, y no precisamente porque ayer no se pagaron sueldos a los faltistas.

 

Rincón Chanona llamó al retorno a las aulas y a reponer clases para no perder el ciclo escolar; responsabilizó de ese riesgo al magisterio disidente de la CNTE.

 

“Los responsable son los maestros, que para eso se les paga y tienen un contrato de relaciones laborales con la Secretaría de Educación; hemos sido muy respetuosos de sus luchas, tienen derecho de manifestarse como trabajadores, pero también deben cumplir con una responsabilidad”, sostuvo.

 

Las autoridades educativas y el gobierno estatal, enfatizó, están abiertos al diálogo para buscar cuál es el problema y ayudar a resolverlo, pero ahora “no podemos castigar a los niños; serán los maestros quienes deben reponer el último día de clases con base en el calendario escolar”.

 

En Michoacán, la Secretaría de Educación dio a conocer que grupos de docentes de la CNTE impidieron la entrega de los cheques de pago correspondientes a la primera quincena de junio. “Esta situación provoca un daño al bienestar de miles de compañeros maestros que esperan su salario para atender diversas necesidades económicas. Es una forma de presión que en realidad afecta a los propios compañeros del magisterio”, detalló.

 

Los inconformes indicaron que las acciones para impedir la entrega de las remuneraciones es una muestra de rechazo a los descuentos aplicados a sus salarios. Al mismo tiempo, informó que se hicieron válidos 10 mil 700 descuentos a maestros que no han asistido a clases.

El Universal / Ismael García