REFORMA

OAXACA.- La sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no sólo mantuvo el control de las carreteras en la región del Istmo, sino que ayer aumentó los bloqueos en otras vías tras el operativo del viernes de la Policía Federal (PF) para desalojarlos.

 

 

Los profesores disidentes cerraron 13 puntos carreteros en esa zona del estado.

Las vías federales que comunican a la capital oaxaqueña con Chiapas, Veracruz, la costa y el centro del estado continuaron obstruidos por los manifestantes.

Los maestros de la CNTE bloquearon el paso vehicular en las carreteras 190, 185 y 200; a la altura de los municipios de Tehuantepec, Jalapa del Marqués, Tequisistlán, Matías Romero, Juchitán, Morro Mazatán, Santa María Huamelula.

En Tehuantepec, se instalaron 4 plantones sobre la vía federal: en Campo Rojo, Tamarindo, LA Noria y Pitayal.

Los federales habían desalojado el viernes tres bloqueos de la CNTE en los municipios de Zanatepec, Ixtepec y Salina Cruz.

Ayer, los disidentes se reinstalaron en 2 de los 3 puntos: la carretera federal 190 frente al municipio de Zanatepec y la caseta de peaje de Ciudad Ixtepec en la autopista Salina Cruz-Coatzacoalcos. En este último punto, los maestros también cerraron el camino a la comunidad de Chihuitán.

Tras la liberación de Salina Cruz, donde se localiza la refinería “Antonio Dovalí Jaime”, decenas de pipas de Petróleos Mexicanos (Pemex) pudieron salir a suministrar combustible a las gasolinerías de la zona.

Sin embargo, ayer por la noche, elementos de la PF y maestros se enfrentaron en este puerto cuando docentes intentaron llegar a la refinería tras realizar una marcha.

Los agentes federales cerraron el paso de los manifestantes sobre la carretera federal 185, a la altura de la agencia de automóviles Ford y de una plaza comercial.

Con gas lacrimógeno, los agentes contuvieron a los maestros, quienes respondieron con piedras y formaron barricadas con llantas a las que les prendieron fuego.

La noche del viernes, debido al operativo de desalojo de la Policía Federal contra los bloqueos carreteros, los maestros reforzaron su barricada sobre la carretera Transístmica, a la altura del Canal 33 de Juchitán.

En Juchitán un grupo de aproximadamente 10 sujetos aprovecharon la movilización magisterial para saquear tiendas de autoservicio y una concesionarios de autos situadas cerca de uno de los bloqueos del magisterio.

Estas personas ingresaron a las instalaciones la tienda Nissan de la cual sustrajeron 5 vehículos y una patrulla.

En Tehuantepec, otro grupo quemó el cuartel de la Policía municipal y una patrulla que estaba al interior de estas instalaciones.