Elementos de la Policía Federal contuvieron en Salina Cruz a un grupo de pobladores e integrantes de la Sección 22 de SNTE, que pretendían retirar a los uniformados, que custodian instalaciones de la refinería “Ing. Antonio Dovalí Jaime”.

Alrededor de las 20:00 horas, tras una marcha de médicos, maestros y habitantes de esa ciudad y puerto, los inconformes se agruparon con la pretensión de quitar de manera “pacífica” a los policías.

Al ver que no se quitaban, comenzaron a lanzar cohetes y piedras, a lo cual la Policía Federal respondió con gases lacrimógenos. Hasta el momento no se reportan personas lesionadas y la tención continúa, sobre la carretera federal Transístimica, cerca de una compañía automotriz.

Cabe resaltar que cerca de 10 bloqueos se mantienen en distintos puntos de la región del Istmo, incluyendo Tehuantepec y Juchitán.