La Policía Federal (PF) desplegó a 4 mil 270 elementos para resguardar el examen de ingreso de maestros al Servicio Profesional Docente que inició ayer en 28 estados del País.

 

 

 

El grueso de los federales fueron enviados a los estados donde se han presentado protestas por la gran presencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), como Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán.

 

En el caso de la Ciudad de México, la Secretaría de Seguridad Pública capitalina aplicó un dispositivo de vialidad y vigilancia en las 28 sedes donde se aplicaría el examen a los aspirantes.

 

La dependencia informó que en la capital del País se aplicará la evaluación a 6 mil 835 aspirantes este sábado y domingo, así como los días 25 y 26 de junio y 2 de julio.

 

En Veracruz, la prueba para aspirantes se efectuó sin ningún incidente y bajo la supervisión de las autoridades educativas del Estado.

 

De acuerdo con la convocatoria emitida en mayo pasado por la Administración Federal de Servicios Educativos, los sustentantes presentarán dos evaluaciones, la primera sobre sus conocimientos y habilidades docentes, y la segunda sobre códigos éticos.

 

La prueba para los aspirantes a maestros ocurre en el marco de una serie de protestas que incluye bloqueos carreteros y ataques a gasolineras por parte de la CNTE, que se opone a la reforma educativa y este tipo de exámenes para acceder a una plaza magisterial, además de condenar la detención de líderes magisteriales desde la semana pasada.

 

Se prevé que este fin de semana participen 138 mil 762 aspirantes para ingresar al servicio profesional docente en educación básica.

 

Esta evaluación concluirá hasta el próximo 17 de julio y estará en juego obtener una plaza como maestro frente a grupo o técnico docente en preescolar, primaria y secundaria.

 

Más de 11 mil plazas y 55 mil horas-semana-mes se someterán a concurso en el proceso que arrancó ayer en 28 estados.

 

El coordinador nacional del Servicio Profesional Docente, Ramiro Álvarez Retana, informó que de los participantes en el proceso para el próximo ciclo escolar el 57 por ciento son egresados de universidades públicas o privadas, y solo el 43 por ciento de los sustentantes son egresados de escuelas normales.

 

Destacó que en cada fin de semana entre el 18 de junio y el 17 de julio se integrará al concurso solo una de las entidades donde persiste una alta resistencia a la evaluación y a la reforma educativa, como Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca.

 

 

 

Reforma