La Jornada .

Ciudad de México. En el desalojo de maestros ocurrido en la carretera Oaxaca-Puebla cerca del poblado de Nochixtlán, los elementos de la Policía Federal que participaron en el operativo no iban armados y en cambio fueron agredidos por personas que llevaban armas de fuego, informó la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) mediante un comunicado.

Según la institución, 21 policías federales resultaron lesionados, tres de ellos por arma de fuego, durante el desalojo de los profesores.

La CNS agregó que actuó en respuesta a una petición del gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, y dijo que el operativo de seguridad incluye la protección de pipas de transporte de Petróleos Mexicanos (Pemex) y continuará a solicitud del gobierno estatal.